×
×
Red Internacional

En las maquilas del estado de Baja California, los casos de Covid-Ómicron entre las y los obreros se han disparado, lo que ha afectado a un 18% de éstas en Tijuana y al 10% de las empresas en Mexicali.

Martes 25 de enero | 00:06

Hace unos días trascendió que en la industria maquiladora del estado de Baja California se ha disparado el número de enfermos por la variante Ómicron, lo que ha generado que entre el 10 y el 18 por ciento de los obreros no puede asistir s sus centros de trabajo.

Según datos proporcionados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el estado hay 938 plantas, 609 en Tijuana, 144 en Mexicali, 101 en Tecate y 84 en Ensenada, con aproximadamente 376 mil empleados, de los cuales unos 60 mil no están laborando por distintas causas, aunque la mayoría se le atribuye a la pandemia.

El estado es una de las nueve entidades federativas que se encuentra en semáforo amarillo. De acuerdo a las autoridades sanitarias locales existen 1, 367 nuevos casos reportados hasta el corte de ayer, suman 9 mil 886 contagios y han fallecido 24 pacientes, para un total de 11 mil 303.

Esto no es un hecho aislado, tal como ya publicamos en la Izquierda Diario, en la planta de Audi Puebla los contagios se han mantenido al alza. En tan solo una semana han dado positivo al menos 9 trabajadores de una sola área, por supuesto esto se repite en todos los turnos debido al nivel de contagio de la nueva variante Ómicron. Pero no solo es el ritmo del virus, sino las condiciones de trabajo en la línea en donde se vuelve prácticamente imposible mantener la sana distancia, se debe de trabajar casi codo a codo con los compañeros; es así como se pone en riesgo la salud de miles en el centro de trabajo de la transnacional alemana.

Te puede interesar: Aumento de contagios y negligencia en Audi

Las ganancias no paran y el trabajo tampoco

Durante buena parte de la pandemia, las empresas maquiladoras funcionaron con normalidad, nunca pararon al 100%, a pesar de que la mayoría no eran empresas esenciales –como las fábricas dedicadas al armado de asientos para autos de lujo— lo que era una franca contradicción con el discurso del gobierno que aseguraba “ver por la salud de la población”. Como consecuencia la mayoría de los que mueren por Covid 19 son obreras y obreros, tal como dejó constatado un estudio de la facultad de medicina de la UNAM.

La patronal de Baja California se agrupa en el Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index). El organismo informó que hay 1, 367 nuevos casos reportados hasta ayer, suman 9 mil 886 contagios y 24 decesos, para un total de 11 mil 303. Aunque la situación es dramática la patronal declaró por medio de su vocero Pedro Montejo Peterson que las labores en las maquilas no se detendrán, no importando el aumento exponencial de los contagios.

A pesar de la falta de personal, las fábricas no se han detenido pues como mencionó Roberto Valero “en una planta líder en el país, con sede en Mexicali, que cuenta con maquinaria que produce las 24 horas de los siete días, el líder del proyecto se vio obligado a integrarse a la operación por ausencia de trabajadores contagiados de covid-19”.

Asimismo, los patrones en contubernio con el gobierno, mandan a los trabajadores a obtener la incapacidad únicamente por 7 días y vía internet. Esto que podría parecer una ventaja, sin embargo, no lo es, porque al no hacer pruebas PCR para confirmar el virus, permite al gobierno mantener las cifras bajas y decir que “todo está bajo control”. Por otra parte, la incapacidad de 7 días son pocos porque no existe suficientes estudios que demuestren que con ese tiempo se está completamente recuperado. Lo que realmente opera es la urgencia de las empresas para que la producción no pare, aunque sea a costa de la vida de las y los obreros.

Te puede interesar: ¿Con qué seguridad social cuentan lxs trabajadorxs basificadxs y lxs precarizadxs?

Ante la negligencia patronal, la organización

La actitud criminal de las empresas y los gobiernos, de obligar a los trabajadores a seguir laborando en estas condiciones, sólo puede ser detenida con la organización obrera. Para ello, creemos que un primer paso es la recuperación de los sindicatos de las manos de la burocracia sindical, ya sea de la vieja CTM priista o de las centrales sindicales aliadas de MORENA. Dado que, al recobrar el sindicato las y los trabajadores estarán en mejores condiciones de defender sus vidas y derechos laborales, ya que los intereses que primarán entonces serán los propios de la clase trabajadora, entre ellos su propia salud y vida, así como la de sus familias.

Otra acción que opinamos es imprescindible imponer con la fuera obrera, es que toda empresa no esencial suspenda sus actividades, se mande a todo el personal, con su salario completo, a resguardarse en sus hogares y no se reinicie labores hasta que haya condiciones óptimas para ello. Pero, para conquistarlo, las y los obreros requieren de organizar sus propias comisiones de seguridad e higiene que se encarguen de velar por el bienestar de todas y todos en las maquilas.

Al ser quienes realmente conocen el funcionamiento y necesidades de sus centros de trabajo, son las y los mejores preparados para determinar sus condiciones laborales y las de sus comunidades.

Te puede interesar: Elecciones en General Motors Silao: ¿existe una alternativa a la CTM?




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias