×
×
Red Internacional

¡Paso al trabajador migrante! Senadores demócratas y republicanos de EEUU buscan extender deportaciones exprés

Senadores de Estados Unidos plantearon prolongar la norma Título 42, que permite deportar de forma inmediata a migrantes sin dar oportunidad de que presenten su solicitud de asilo.

Viernes 8 de abril | 23:55

Senadores republicanos y demócratas de Estados Unidos, se unieron para presentar proyectos de ley que buscan prolongar la norma que permite la deportación exprés de personas migrantes, adultos solteros y familias, sin permitirles solicitar asilo y esperar el respectivo dictamen en ese país o en sus fronteras.

Esto sucede después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, planteó la rescisión de dicha norma, conocida como Título 42, para el 23 de mayo, luego de que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) concluyeron, el pasado 30 de marzo, que ya no existen las razones de salud pública que la justifiquen.

La norma Título 42, fue una de las medidas ofensivas contra los derechos migrantes instauradas durante el mandato de Donald Trump, pretextada bajo motivos sanitarios, ante el avance del Covid-19.

Aunque la recisión de la norma lejos está de parar las deportaciones a personas migrantes, el propio anuncio de Biden de que tomará medidas para controlar su ingreso, ha desatado una ola de proyectos de ley y declaraciones xenófobas.

En días pasados el gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció que enviará a las y los migrantes indocumentados de su estado a Washington DC, con el objeto de “proteger a Texas y Estados Unidos”, y así el presidente Joe Biden "podría atenderlos."

Además, Abbott planteó otras medidas antimigrantes, entre ellas, las mejoras en las inspecciones de vehículos, y la instalación de alambres de púas y dispositivos para bloquear los botes en el río Bravo.

Uno de los proyectos de ley de cara a la recisión de la norma, es el encabezado por el senador republicano Marco Rubio y respaldado por otros nueve, que pide que el Título 42 se extienda hasta febrero de 2025.

Como respaldo, Rubio declaró:

"Rescindir el Título 42 puede ser el mayor error de Biden hasta el momento" pues "abre nuestras fronteras e invita a una oleada masiva de inmigración ilegal, probablemente la más grande en la historia de Estados Unidos, que infligirá una crisis duradera y evitable"

Por su parte el senador Jim Risch, impulsor también de dicho proyecto, planteó: "Preservar el Título 42 es la mejor manera de garantizar la seguridad en nuestra frontera sur".

A pesar de que el partido Demócrata ha buscado delimitarse retóricamente de la política xenófoba y racista impulsada por Trump, otro de los proyectos de ley es impulsado por seis senadores republicanos y cinco demócratas; éste propone retrasar la rescisión del Título 42 para que el gobierno, "en coordinación con las comunidades fronterizas" establezcan un plan integral.

De esta forma, el proyecto busca impedir que el gobierno ponga fin al Título 42 hasta al menos 60 días después de finalizar la declaración de emergencia nacional por Covid-19. Además,

establece que, tras ello, el Departamento de Seguridad Nacional tenga 30 días para presentar al Congreso "un plan para abordar los impactos" que se preveén tras la ser levantada la norma Título 42.

Continuidad de la política antimigrante

Consciente de que la miseria, el desempleo y la violencia se extendieron durante la pandemia a través de políticas internacionales promovidas por el gigante imperialista en la región latinoamericana, como es la aplicación de los planes de ajuste del FMI, el gobierno estadounidense pronostica un aumento de la migración.

Esto, pese a las medidas que el gobierno de López Obrador en México, alineado a las políticas antimigrantes del gigante del norte y bajo la retórica de garantizar condiciones para que las y los migrantes “se queden en sus regiones de origen”, ha desplegado una política de represión en la frontera sur, usando a la policía y la Guardia Nacional

De esta forma ha logrado dispersar las caravanas migrantes, forma en la que en los últimos años miles de personas se organizaban para cruzar el territorio mexicano y hoy se ven impedidas de hacerlo y cuando lo logran son enviados a centros de detención temporal, que nada les envidian a las prisiones, evitando que lleguen siquiera a la frontera con Estados Unidos.

Desde la aplicación del Título 42, miles de migrantes buscan llegar de manera desesperada a Estados Unidos, en muchos casos huyendo de la muerte para arriesgarsel físicamente al sur de la frotera estadounidense, producto de la violencia acrecentada durante décadas por la política antidrogas de militarización. Sorteando las redes de trata de trata y la represión, no han tenido la oportunidad de buscar trabajo ni de solicitar el ansiado asilo.

Aunque la recisión del Título 42 genera simpatía, lo cierto es que con el Partido Demócrata en la presidencia la ofensiva no se ha detenido, contrario a ello guardias fronterizos realizaron 1.7 millones de arrestos de migrantes en la frontera con México desde el 1 de octubre de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2021, sumando cuatro veces más que en el último año de Trump.

La suspensión del Título 42 es urgente pero completamente insuficiente, es necesario que se garanticen plenos derechos de paso y estadía a todas las personas migrantes. Además, apremia la desmilitarización inmediata de la frontera norte y sur y la disolución de la Guardia Nacional, que reprime a los trabajadores nacionales y a los migrantes.

Esto solo se puede arrancar con la organización y movilización de los y las trabajadores y sectores populares en ambos lados de la frontera, confiando solo en sus propias fuerzas, independientes de los gobiernos que, aunque mantengan una retórica "progresista" mantienen una política antimigrante.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias