×
×
Red Internacional

En el marco del proyecto Huellas por la Memoria, la Red por los Derechos Humanos de Cipolletti, junto a docentes, alumnos y familiares de la Escuela Primaria Número 50, señalizaron con un cartel el asalto por un grupo comando sucedido en la dictadura del 76.

Viernes 17 de septiembre | Edición del día

La inauguración del cartel en la Escuela Rural Numero 50, Antonio Martín Brieva, que señaliza lo ocurrido a pocas semanas de haber comenzado el golpe de Estado del 76 en nuestro país, se desarrolló en horas de la mañana del viernes en la ciudad de Cipolletti y es parte de un proyecto llamado “Huellas por la Memoria” que impulsa la Red por los Derechos Humanos de Cipolletti.

Junto a docentes y alumnos de la Escuela, artistas y sobrevivientes y victimas del golpe genocida del 76, se llevo adelante la actividad. La escuela, fue atacada por un grupo de tareas compuesto por policías y el ejército en marzo del 76 en horario escolar, las y los niños y docentes vivieron horas de terror.

Liliana Paredes, integrante de la Red por los Derechos Humanos comentó para La Izquierda Diario sobre la actividad realizada y el proyecto de señalización en la región.

¿Qué fue lo que sucedió en la escuela?

La escuela fue asaltada por un grupo de tareas que estaba compuesta por un grupo del ejercito y de la policía de la comisaria cuarta de Cipolletti, ellos ingresan a la escuela en horario escolar, con lo niños y docentes adentro durante la mañana. Aparecieron con los camiones, gente armada que rodea toda la escuela y las chacras aledañas, entraron y comenzaron a romper los techos en búsqueda de armas, en el patio y en la casa aledaña donde vivía el director.

Lo único que encontraron fueron libros que se robaron y al poco tiempo después el director es secuestrado junto con su compañera y a la hermana de ella, que eran militantes políticos; se los llevaron a La Escuelita de Neuquén donde son torturados y luego liberados en el medio de la nada. Ellos luego se exilian y pueden regresar mucho tiempo después al país.

Pero estos hechos no fueron aislados, se hicieron para disciplinar, como un llamado de atención, aterrorizando a los niños y a las dos docentes que se encontraban en el lugar, Estela Sosa y Elena Oviedo; al los que luego les dijeron que contaran lo que había pasado a las familias”.

¿Cuál es el objetivo de estas actividades?

“Desde la Red venimos trabajamos un proyecto a 45 años del terrorismo de Estado en Argentina, del golpe genocida, de la dictadura cívico, militar y eclesiástico, que buscó imponer un modelo económico que hasta el día de hoy nos transita. En el caso de Cipolletti estamos tratando de recuperar algunas situaciones históricas que han sido silenciadas por distintas situaciones, por negacionismo, por indiferencia o por acompañamiento civil a la dictadura.

El proyecto de Huellas de la Memoria lo propiciamos para ir señalizando algunos lugares que faltan, como forma de mostrar las distintas situaciones que acontecieron, para recuperar la memoria y profundizar todo lo que tiene que ver con la verdad y la justicia nos apoyamos en lo que son los juicios de La Escuelita, en los relatos y testimonios de los sobrevivientes y mirando la documentación que surge.

Como Red de Derechos Humanos estamos promoviendo que se siga investigando y que todo eso, mas los testimonios , queden plasmados en un documento, en una herramienta de trabajo que colabore en otros ámbitos educativos, de organizaciones sociales, barriales y comunitarias para poder socializar la historia que nos permita fortalecer la defensa irrestricta de los derechos humanos. Para nosotros el trabajo de la memoria implica también la señalización, que sostenga la memoria histórica negada como en tantos pueblos del país ocurrió, poder sistematizar y conservar los materiales documental y testimonial para mantener la memoria viva”




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias