×
×
Red Internacional

El pasado domingo 6 de febrero fue asesinado el hijo del periodista Marco Islas Parra, de Zona Norte Noticia; esto se da en el marco de una ola creciente de violencia hacia los periodistas, con 5 periodistas asesinados en lo que va del año.

Miércoles 9 de febrero | 00:06

El pasado domingo 6 de febrero Marco Ernesto Islas Flores hijo del periodista Marco Islas Parra, de Zona Norte Noticia, y sobrino del también periodista Víctor Islas Parra, director de la agencia de Noticias La Estampida de los Búfalos, fue asesinado a las afueras de su domicilio ubicado en la colonia Delegación Sánchez Taboada, en Tijuana, por acción de cuatro impactos de balas. De acuerdo con testigos, los atacantes habrían sido dos sujetos vestidos de negro, quienes alrededor de las 23:30 horas (tiempo local) acudieron al domicilio de Marco Islas para ejecutar el ataque armando.

Ernesto Islas también ejerció el oficio de comunicador hasta octubre de 2019 pero dejó el oficio por motivos personales, según informan familiares de la víctima. Marco Islas fundó un portal periodístico llamado Notiredesmx, en el cual colaboraba junto con sus padres y el mismo que actualmente se encuentra inactivo.

El ataque al experiodista se dio a conocer por la cuenta de facebook de su padre quien escribió: “Afuera del domicilio donde mataron de cuatro balazos a mi hijo Marcos Ernesto Islas Flores, dejaron tirada una supuesta narco manta cuyo mensaje desconozco pero tiene que ver con que llego la nueva administración.

Uno de los presuntos homicidas de Ernesto Islas fue capturado en las inmediaciones de la avenida Lomas Verdes, ubicada en el fraccionamiento Lomas Verdes, lugar donde cometió el crimen. La Fiscalía General del Estado (FGE) de Baja California capturó a Jocssar Fidel “N”, masculino de 25 años, quien sería uno de los presuntos asesinos; y que de manera extraoficial se dio a conocer que tenía una cartulina con la siguiente leyenda: “Llego la administración nueva de la “A” así van a quedar todos los que no se quieran alinear a la empresa y sigan vendiendo para esa gente pura gente del sr. Cabezón y sr. Aquiles att: H5” según informa el medio sin embargo.mx.

Las agresiones son un problema que no ve fin

El asesinato de Ernesto Islas se da en el marco de una creciente ola de ataques en contra de los periodistas. Tan solo en lo que van del año se han reportado siete ataques armados hacia periodistas, de los cuales cinco de ellos -contando este caso- han resultado en asesinatos.

El primer mes del año fueron asesinados cuatro periodistas; el primero de estos asesinatos tuvo como víctima a José Luis Gamboa, periodista independiente y director de la página “Inforegio Network”, en el estado de Veracruz y sucedió el 10 de enero.

Alfonso Margarito Martínez fue el segundo asesinado del año, el 17 de enero, con un arma de fuego dentro de su vehículo, mientras salía de su domicilio, en Tijuana, Baja California. Martínez era un fotorreportero con 15 años de experiencia en medios como La Jornada Baja California, Semanario Zeta, Cadena Noticias, Punto Norte, etc. y desde julio de 2019 Artículo 19 había registrado agresiones en su contra.

La periodista Lourdes Maldonado fue asesinada la noche del 23 de enero, su cuerpo fue encontrado dentro de su automóvil, en Tijuana, Baja California, siendo la tercera comunicadora asesinada en este año y la segunda en el estado de Baja california. Anteriormente había solicitado ayuda por parte del gobierno tras las constantes amenazas de muerte hacia ella.

La cuarta víctima de esta alza de la violencia en contra de los periodistas fue Roberto Toledo, quien fue asesinado el último día del mes de enero a la salida de su trabajo, en Zitacuaro Michoacán. Así como sus compañeros Toledo ya había denunciado amenazas a su vida, por exponer temas de corrupción.

Fue por estos asesinatos que se prendió la llama de la indignación y el pasado 25 de enero cientos salieron a las calles en 27 estados del país para repudiar la creciente violencia contra trabajadores de prensa.

Aun así las agresiones continúan: uno de los ataques más recientes, ocurrido el primero de febrero, fue en contra del periodista Nezahualcóyotl Cordero, reportero y director del portal de noticias CG Noticias, quien sufrió un intento de asesinato a las afueras de su domicilio, en la ciudad de Cancún, Quintana Roo. Y del cual por suerte pudo salir con vida.

Pero estos sucesos de violencia en contra del gremio de los periodistas no surgieron de la nada sino que en México existe una historia de larga data no solo de ataques en contra de los periodistas sino también de impunidad…

En el informe anual de la Campaña Emblema de Prensa (PEC, por sus siglas en inglés) de 2021 se reportó un total de 10 asesinatos a periodistas en México, solo superado por Afganistán con 12 asesinatos; mientras que si tomamos en cuenta la suma de asesinatos en los últimos cinco años México supera a Afganistán con 66 y 53 asesinatos respectivamente. Por otro lado, hablando de la impunidad de estos casos, hace unos meses Leopoldo Maldonado, director de Artículo 19 para México y Centroamérica, refirió que el 98% de los casos de agresiones contra la presa no son sancionados.

¿Cómo enfrentar la violencia contra periodistas?

Ante esta situación crítica de violencia contra los periodistas y también de ataque a las condiciones de trabajo en los medios de comunicación, como lo demuestra la huelga de Notimex -que ya llevan más de 700 días en una huelga, sostenida principalmente por mujeres- , o antes con la huelga en La Jornada, es necesario que las y los trabajadores de prensa organizados desde las bases, en forma democrática, como lo mencionábamos aquí, impulsen "comisiones de Investigación Independientes del Estado, conformadas por trabajadoras y trabajadores de prensa y organizaciones sindicales, sociales, políticas y de derechos humanos, que por medio de la movilización combativa e independiente del gobierno y de todos los partidos del Congreso, exijan al Estado la apertura de todas las carpetas de investigación y su libre acceso para familiares de víctimas, así como todos los recursos materiales, financieros y políticos necesarios para realizar las investigaciones.” Y para lograrlo es necesario el apoyo de trabajadores de todos los sectores.

Te puede interesar: #No Se MataLaVerdad: ¿Cómo enfrentar la violencia contra los periodistas?

Esto es así porque es imposible tener algún ápice de confianza en las mismas instituciones que son cómplices de las agresiones a las y los periodistas como lo podemos observar en la investigación de articulo 19 donde señalan que, solo en 2020, hubo 692 agresores de periodistas documentados: 343 eran funcionarios públicos y de ellos, en 188 casos eran desde diputados y presidentes municipales hasta regidores y personal de comunicación social; 144 eran policías y 11, militares.

El derecho a la libertad de prensa se hace imposible cuando una periodista o un periodista investigan los nexos de altos funcionarios civiles o uniformados con el crimen organizado, o sacan a la luz algún entramado de corrupción, las armas apuntan hacia ellas y ellos. Estos despreciables mecanismos surgen como formas para resguardar los privilegios de quien integran la democracia burguesa y es un deber de todos, en nombre de todos los periodistas asesinados, luchar para que se haga justicia. De tal manera que no solo es deseable la unidad de todos los sectores de trabajadores, explotados y oprimidos sino que es necesaria para lograr conquistar efectivamente defender este derecho, también será la única forma de lograr justicia para todos los periodistas asesinados y evitar que se sumen más nombres a esa lista de asesinatos que parecería interminable.

#NoSeMataLaVerdad




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias