Cultura

MÚSICA // ROCK

Skay Beilinson suena En el corazón del laberinto

Un disco con señales de que todavía hay vida en el rock

Gustavo Grazioli

@Discolo1714

Jueves 29 de agosto | 14:33

Para despabilar este tugurio asaltado por un par de bacanes que pretenden que la gente viva como en un video de reggaetón, un disco con señales de que todavía hay vida en el rock. Eduardo Beilinson y su guitarra son los responsables de tremenda hazaña. En compañía de una tropa que se completa con Javier Lecumberri en teclados, Claudio Quartero en bajo y Leandro Sánchez batería, la ex guitarra de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota sacó su séptimo disco de estudio: En el corazón del laberinto. Sin ahondar en ningún tipo de artimaña pirotécnica, hace que durante los treinta minutos que dura la escucha del disco te quieras quedar ahí para escuchar que viene después. En esta travesía – doblemente valiosa – no se permite el picado de temas. El quetejedi no te lo permite ni (tampoco) se lo permite.

Tomate media hora para estas diez canciones, que sin dudas se postulan a ser una de las producciones más lúcidas del año. Skay apela a lo que sabe hacer: componer canciones con distorsión y generar climas con pasajes musicales, a esta altura, anacrónicos. El flaco zen que estuvo en pleno mayo francés y que vio a Hendrix, a diferencia del Indio, tiene su arma filosófica en la guitarra. Tiene un compromiso con el sonido y, por qué no, con el rock. Le devuelve sintonía a la radio y contagia emociones que vibran en riffs, tracción a sangre, que se desatan temas como Late o En la cueva de San Andrés. Aunque algunos quieran extinguir los instrumentos, la famosa guitarra SG sigue al rojo vivo y sacudiendo la modorra de aquellos que insisten con que acá (en el rock) no hay más nada.

Skay cocina las canciones a fuego lento. Prepara su campo de batalla en una cultura que lapidó la paciencia y el todo ya masacró la creación. En tiempos de followers, cantidad de reproducciones y ese hit que te salve por un rato, este disco que trae un poco de respiro y que da pelea desde el sonido y la poesía, e intima al que la vio por un rato, rascó de donde pudo y se fue a la comparsa “de lo nuevo”. Juegan a hacer canciones/ juegan a ser feroces y en la sombra crecen/ Andan solos en su ley/ hacen trampa si los ves/ son criaturas del azar/ aparecen y se van.

Skay Beilinson - En El Corazón del Laberinto - full álbum






Temas relacionados

Música   /   Rock   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO