Géneros y Sexualidades

Historia

Somos: la revista de los putos y las lesbianas setentistas

La militancia por la liberación sexual contra la pacatería de una época, desde el Rosariazo hasta el Cordobazo, pasando por la guerra de Vietnam, el Mayo Francés y el cuestionamiento global al capitalismo se vio reflejada en los números de la revista Somos del Frente de Liberación Homosexual (FLH) de Argentina. ¿Por qué tiene vigencia hoy?

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Miércoles 17 de marzo | 09:07

Una forma de “prosa plebeya”

En el mes de diciembre del año 1973, Perón lanza una “Campaña de Moralidad”, a la que el FLH le responde con un volante publicado luego en SOMOS que se llamaba “La Tía Margarita impone la moda Gary Grant” – en alusión al jefe de Policía Margaride. Denunciando: “Las fuerzas del orden se han puesto a competir con Chanel, Cristian Dior y otros centros de moda, muñidos de hachas y tijeras. Policías recorren las calles de Capital y Gran Bs. As. dispuestos a imponer el prototipo de los galanes yanquis de los 40 para los jóvenes argentinos”.

En este contexto surge Somos, de circulación trimestral con una tirada que oscila los 500 ejemplares. Somos emitió 8 ediciones entre diciembre de 1973 y enero de 1976. En todos sus números se oponían a la tradición nacional de los Edictos Policiales de Uriburu, las razzias policiales y se convirtió en la antesala del recrudecimiento operativo del Comando Cóndor.

“El FLH considera llegado el momento histórico de proponer y comenzar a realizar una revolución que simultáneamente con las bases económicas y políticas del sistema, liquide sus bases ideológicas, teniendo en cuenta que, de lo contrario, el sistema de opresión se reproducirá automáticamente después de un proceso revolucionario que sólo altere las esferas política y económica (…) El sexo mismo es una cuestión política” (Sexo y Revolución, 1973), este manifiesto fue publicado en el primer número como modo de presentación.

Los primeros números de la revista oscilaban entre las 35 y 48 páginas, su comercialización era mano a mano, o mismo en los baños públicos comúnmente conocidos como “teteras” y la difusión se daba en entornos reducidos. Era similar a los fanzines de hoy en día.

El violento oficio

La revista reflejaba toda una época, intentó no sólo replicar las voces de los sectores más oprimidos sino también la necesidad de “organizarse contra el sistema capitalista y patriarcal”. Con algunas consignas de cabecera: “Amar y vivir libremente en un país liberado, machismo es el fascismo de entrecasa, por el aborto y el derecho a disponer del propio cuerpo”.

De la mano de figuras como Néstor Perlongher, Manuel Puig, entre otros, no sólo tenía noticias y propagando homosexual sino que también era un espacio que invitaba a diversos artistas a publicar su poesía, sus dibujos e incluso las denuncias contra la policía y el abuso sufrido por aquellos años.

La lucha de la mujer

Tenía un contenido contestatario, cuestionaban el rol de la mujer en la familia, militaban contra la maternidad como único destino: “La liberación es la lucha por la libertad, la mujer no es libre porque está oprimida por la sociedad, el estado, la ley, el varón y las religiones”, recuerda Sara Torres, activista, sexóloga, fotógrafa y militante setentista.

Te puede interesar: Sarita Torres: “Hay que seguir saliendo a la calle como en los 70”

Lo que la convertía no sólo en una revista por y para homosexuales, sino en una herramienta cultural y política que se enfrentaba a la clandestinidad setentista. “Se sacaba una revista muy linda y trabajamos en común haciendo proyecciones, grupos de estudio, volantes. Trabajamos juntas el tema de los anticonceptivos, cuando en el año 1974 se prohibió la difusión y venta de anticonceptivos en todo el país por una ley de Perón y López Rega. A partir de ese decreto, tuvimos muchos problemas, incluyendo detenciones. Y después yo me integre a ese grupo de mujeres del PST”, recuerda Sara en una entrevista realizada en el 2003 por Malena Vidal.

Una de las apariciones públicas del FLH fue el 30 de abril de 1973. Casi un mes antes, Héctor Cámpora se había presentado en las elecciones como candidato a presidente de Argentina por el FreJuLi. Allí fueron maltratados por las organizaciones de la guerrilla peronista que los recibió al grito de "no somos putos, no somos faloperos, somos soldados de FAR, FAP y Montoneros".

La mayoría de las agrupaciones que pertenecían al FLH creyeron que con el peronismo iba a cambiar la situación para la diversidad sexual. Meses después debieron pasar a la clandestinidad y enfrentarse al terrorismo de Estado de la Triple A, bajo el gobierno de Isabel Perón, el resto es la oscura historia que todos conocemos.

Tu presencia es necesaria

La revista Somos reflejó una época, expresaba las distintas posiciones de activistas que se encontraban viviendo su sexualidad de manera clandestina. La insurgencia obrera y su unidad con el movimiento estudiantil fueron fundamentales para el cuestionamiento del sistema capitalista. Nuestra lucha por la libertad sexual y contra el patriarcado debe ir de la mano del movimiento obrero, de las mujeres, de los inmigrantes y demás sectores oprimidos. Frente al gobierno que acuerda con el FMI y los empresarios y contra la derecha que quiere más ajuste, este 24 de marzo es una cita de honor, porque la herencia de la dictadura vive en la deuda externa, en los grandes empresarios y la Justicia.

Te puede interesar: Tu presencia es necesaria: este 24 de Marzo, seamos miles en las calles






Temas relacionados

Frente de Liberación Homosexual   /   Lesbianas   /   Gays   /   LGTBI   /   Sexualidad   /   Historia   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO