×
×
Red Internacional

Cuestionado por el uso de la encuesta revelada el día de ayer en su informe, AMLO pidió transparentarla por haber sido hecha por la SEGOB. De igual forma presentó los avances de la compra que hizo Pemex de la refinería de Deer Park en EE.UU.

Viernes 2 de julio | 12:57

El día de ayer, durante su informe de gobierno en aniversario por el triunfo de su partido en las elecciones, AMLO presentó una encuesta donde reveló que el 72 % quiere que continúe su mandato. Ante los cuestionamientos de dichas cifras, en su conferencia de este viernes el presidente reveló que pretende transparentar la encuesta, ya que dijo que fue elaborada por la SEGOB.

"Yo no podría dar una encuesta patito, sería inmoral y lo que estimo más en mi vida es mi honestidad. Ahí está la encuesta, tienen otras preguntas que no se dan a conocer porque no corresponden propiamente al Gobierno, aclaró."

El uso de encuestas y consultas por parte del gobierno de López Obrador son mecanismos que apuntan hacia una fachada de transparencia, pero que sólo usan a la población como avalador o no de proyectos ya estructurados de antemano. Ejemplo de ello fueron las "consultas" con las cuales se buscaba dar arranque a las construcciones de las termoeléctricas en Puebla y Morelos, donde hubo enfrentamientos por la instalación de casillas para oponerse a las obras de dichas instalaciones que ya estaban realizándose desde semanas antes, a lo que se sumó en su momento el asesinato del activista Samir Flores.

Muy distinto sería si la población pudiera decidir en qué y cómo se gasta el presupuesto del gobierno. Por ejemplo, en el sector salud, donde el gobierno se ufana de seguir los protocolos de la OMS y la colaboración del organismo con los funcionarios de la 4T, muy diferente habría sido el control de la pandemia si los médicos, enfermeras, paraméricos y trabajadores, organizados democráticamente, hubieran decidido qué medidas tomar en lugar de ser impuesto desde arriba.

Concretar la compra de la refinería Deer Park

“Ahora se hizo el planteamiento a Shell para que nos vendiera el 50 % de las acciones para que Pemex sea dueño de la refinería; ellos aceptaron, ya se firmó un acuerdo y se están haciendo los tramites correspondientes y hay opiniones de todo tipo, pero tenemos que esperar a que se concluye este proceso”, dijo López Obrador

La refinería en Deer Park, Tejas, es un complejo que en su momento, aclaró el presidente, fue comprada en el 50 % de sus acciones durante el mandato de Carlos Salinas de Gortari, pero que PEMEX no recibía utilidades de la misma. La medida fue criticada tanto por la oposición de derecha (súbitamente devenida en ecologista luego de décadas de megaproyectos ecocidas y de despojo a comunidades indígenas) como por activistas, protectores del medio ambiente y comunidades originarias que enfatizan la crisis climática y los efectos que dicha refinería podría provocar.

Ante la compra de la refinería de Deer Park, insistimos en que "es urgente la realización de un plan energético por parte de los propios trabajadores de la energía en colaboración con las comunidades, así como la reconversión de PEMEX en una institución de energía verde, usando el excedente de las ventas petroleras para financiar la investigación científica en materia ecológica y poder prescindir de los combustibles fósiles". Algo que ni AMLO ni la derecha neoliberal pretenden hacer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias