×
×
Red Internacional

CULTURA.Templo Mayor tenía techo "provisional" desde los 80s

Fuertes lluvias en la Ciudad México y área Metropolitana provocaron el colapso del techo de la Casa de las águilas ubicada en la zona Antropológica del Templo Mayor en el Centro Histórico. Se cree que este hecho no fue solo por las lluvias, sino por problemas de mantenimiento.

Jueves 29 de abril | 22:19

La base metálica de 250 metros cuadrados que protege la parte de "La casa de las águilas", cayó después de una larga lluvia con granizo, solo se reportó un vigilante lesionado en el lugar, aunque se reportó que no presenta lesiones graves, se encuentra hospitalizado con un traumatismo en costillas y posible afectación del pulmón.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) a través de Twitter informo que la parte colapsada de la estructura de PTR y paneles de acrílico cayó en la parte central de las ruinas prehispánicas, del lado correspondiente a la calle República de Argentina.

Diego Prieto, Director del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) menciono que en futuro se sustituirán los techos que colapsaron, los cuales se instalaron como "provisionales" en 1981. Es decir, esto no solo fue producto de un fenómeno natural, sino por la incompetencia de las autoridades de dar mantenimiento a dicha zona arqueológica.

La casa de las águilas es un edificio Mexica que formaba parte del recinto sagrado de Tenochtitlan, en 1987 fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Cuenta con una planta en forma de "L" y consta de 4 etapas, edificadas durante el siglo XV y principios del XVI.

Tras el implemento de la política de “austeridad republicana” la Secretaria de Hacienda recorto el presupuesto de casi 100 millones de pesos al INAH para su ejercicio fiscal en este año, investigadores y trabajadores del INAH advirtieron el peligro que implica reducir gran parte de su presupuesto. El INAH tiene a su cargo 110 mil monumentos históricos, 53 mil zonas arqueológicas y 162 museos, mismos para los que se necesita de investigadores, operadores y personal de seguridad; dichos espacios son insostenibles de preservar con un recorte presupuestal de esas magnitudes.

Más del 50% de trabajadores del INAH no cuentan con basificación, lo cual los deja en la incertidumbre laboral, al 70% les han cambiado el contrato para recibir menor salario, sin prestaciones dignas, esto es inaudito pues son precisamente esos trabajadores los que dan vida y sostienen el patrimonio del INAH. Algunos proyectos de gran importancia se encuentran en crisis, entre los que se encuentra el templo mayor.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias