Internacional

ESTADOS UNIDOS

Tormenta Harvey: explosiones en una planta química ponen en alerta a Houston

La planta esta cubierta por las inundaciones lo que impide el acceso para apagar los incendios. La población local fue evacuada y se teme por el efecto de los productos químicos.

Jueves 31 de agosto de 2017 | 10:55

La planta química de Arkema SA en Crosby ubicada al noroeste de Houston, Texas, sufrió dos explosiones este jueves. Desde la empresa informaron que a las 02:00 hora local el Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Harris le informó de dos explosiones.

Según reporta la agencia EFE, medios locales aseguran que funcionarios del Condado de Harris, donde se ubica la planta, vieron una columna de denso humo negro se eleva desde las instalaciones tras haberse escuchado las dos explosiones.

Desde la empresa informaron que no había manera de prevenir incendios porque la planta estaba tapada por 1,83 metros de agua debido a las inundaciones de Harvey, lo que apagó el sistema de refrigeración.

"Los peróxidos orgánicos son extremadamente inflamables y, según lo acordado con los funcionarios públicos, el mejor curso de acción es dejar que el fuego se consuma", dijo la compañía.

Los residentes de la zona fueron evacuados el martes como medida de precaución. La decisión de la evacuación llego luego de que los trabajadores determinaron que no tenían manera de refrigerar adecuadamente los productos químicos que podrían encenderse a menos que se mantengan por debajo de ciertas temperaturas.

Desde que el huracán Harvey se convirtió en tormenta tropical dejó a su paso al menos 35 muertos e inundaciones récord que llevaron a la evacuación de decenas de miles de personas en Texas.

El fenómeno dejo paralizada a la ciudad de Houston y se prevé que se transforme en el más costosos en la historia de Estados Unidos, lo que presenta al Gobierno del presidente Donald Trump retos para la entrega de ayuda humanitaria y reconstrucción.

Donald Trump visitó el martes la zona de las inundaciones sin dejar muestras de que exista un plan de contención para afrontar una tormenta de esta magnitud. El viaje tuvo más que ver con la necesidad de dar una respuesta rápida para no sufrir un golpe político como el de Bush por su actuación durante la catástrofe del huracán Katrina en 2005.

Este jueves el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, visitará la zona para evaluar nuevamente la situación.

El impacto de la tormenta Harvey ha llevado al cierre de refinarías en la zona del Golfo de México, a la que se sumo este miércoles la compañía Motiva que opera en la localidad texana de Port Arthur, la mayor de los Estados Unidos, debido a los efectos devastadores de Harvey en ese estado.

Las consecuencias de las tormenta afectan a miles de personas, que además deben acatar el toque de queda entre las 00.00 y las 05.00 horas anunciado por las autoridades locales. El anuncio fue justificado por los reportes de saqueos y robos en la zona. Al igual que lo hicieron en 2005 durante el huracán Katrina en Nueva Orleans, el toque de queda buscó proteger la propiedad privada por sobre la vida de las personas que fueron hacinados dentro de la estructura del estadio Superdome, como una forma de control policial al tiempo que reprimían en las calles a los sectores mas afectados.

Te puede interesar: Tormenta Harvey: toque de queda y cierre de refinerías en Texas






Temas relacionados

Estados Unidos   /   Donald Trump   /   Explosión   /   Harvey   /   Texas   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO