×
×
Red Internacional

Lucha de estatales. Trabajadores del DIF CDMX demandan derechos laborales conculcados durante más de una década

Trabajadores y trabajadoras del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia de la Ciudad de México deciden demandar legalmente a la Institución después de haber laborado durante más de una década bajo condiciones precarias y sin derechos laborales.

Viernes 18 de marzo | 22:55

Trabajadores de distintas áreas del DIF CDMX se organizaron para exigir el reconocimiento de la relación laboral ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de la CDMX. Se suman al grupo de demandantes de la agrupación Queremos Trabajo Digno.

Desde que entraron a trabajar se les negaron derechos reconocidos en la Ley Federal del Trabajo, con la llegada de la 4T la situación empeoró con recortes salariales, más precarización y despidos masivos.

Para legitimar esa injusticia, la institución ha mantenido la contratación de forma civil (por honorarios) en vez de laboral (de base), es así que a pesar de realizar un trabajo subordinado, tener un lugar de trabajo y horarios establecidos, requisitos necesarios y suficientes para ser reconocidos como trabajadores con plenos derechos, estos se les siguen negando.

Personal docente, administrativo y de intervención comunitaria están conscientes de que esa violencia del derecho trasgrede la misma Ley Federal del Trabajo (LFT) y se usa también para desorganizarlos, pues por muchos años les han hecho creer que no pueden exigir derechos laborales porque así lo aceptan en los contratos que firman mes con mes.

Ya saben que una patronal violenta la ley al hacerlos firmar la renuncia de sus derechos, de decirles que no pueden exigirlos e incluso de ponerles cláusulas con sanciones si deciden demandarlos por la vía legal. Los derechos humanos y laborales son irrenunciables, como se los hizo saber el abogado laboralista Juan de Dios Hernández Monge.

La acción legal pone un nuevo escenario. Las autoridades de las dependencias públicas han normalizado reprimir a las y los trabajadores cuando recurren a instancias legales, el principal recurso que usan es el despido injustificado. También lo tienen presente, pero su hastío contra esta violencia laboral tiene límites y están dispuestos a correr el riesgo de luchar por un mejor futuro para ellos y sus familias.

Eso ha pasado en el caso de lxs compañerxs de Bienestar Aprende DIFerente, de Barrio Adentro, de Resilios, de Centros de Desarrollo Comunitario que a pesar de llevar laborando para el Sistema más de 10 años no cuentan con derechos laborales: acceso a la salud, salarios dignos, prestaciones, fondo de jubilación y vivienda, aguinaldo, etc.

Con apoyo de trabajadores estatales de otras dependencias y de la agrupación Queremos Trabajo Digno decidieron emprender acciones legales, pero también son conscientes que tienen que ir acompañadas con manifestaciones en la calle y en sus centros de trabajo hasta que reconquisten lo que por derecho merecen: un trabajo digno.

Cada vez son más las personas que están cansadas de las condiciones laborales existentes en las dependencias públicas. Condiciones que en la pandemia visibilizaron la gran inestabilidad laboral y la desigualdad social que se deriva. ¡Basta de contratos por honorarios, servicios profesionales, becarios, beneficiarios, nómina 8, capítulo 3000, Galeno Salud, autogenerados!, y la infinidad de maniobras contractuales que inventa la autoridad para institucionalizar la violencia contra la clase trabajadora.

Invitamos al personal docente, trabajadorxs sociales, psicologxs, operadorxs, brigadistas y personal administrativo a que se sumen a esta lucha; por la defensa y la conquista de nuestros derechos.

Advertimos que daremos seguimiento a las reacciones que muestren las autoridades del DIF con respecto a estas nuevas demandas, estaremos preparados por si llegan a seguir la línea represiva o se apegaran conforme a los derechos de sus trabajadores.

Pensamos que para conquistar nuestros derechos, se hace necesaria la unidad y coordinación de los sectores en lucha. Tenemos que dar una pelea común contra la precarización del trabajo la cual está muy extendida y no es ajena solo a un sector.

En ese sentido saludamos a las y los trabajadores de la Secretaría de Cultura que son un ejemplo de lucha y organización.

Hacemos un llamado a compañerxs de honorarios, eventuales y de base: juntxs somos más fuertes.

¡Ni un paso atrás!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias