×
×
Red Internacional

El próximo martes las y los trabajadores del SITUAM decidiremos si aceptamos o no la propuesta de las autoridades que ha puesto sobre la mesa un aumento salarial del 3.5% y 1.8% a prestaciones.

Sábado 29 de enero | 00:45

Nos encontramos en la recta final de nuestra revisión salarial y contractual. El próximo martes las y los trabajadores de la UAM decidiremos si la propuesta de las autoridades universitarias satisface nuestras demandas o es necesario estallar la huelga en defensa de nuestro Contrato Colectivo de Trabajo.

En días recientes las autoridades ponen sobre la mesa su propuesta de aumento salarial: 3.5% de aumento salarial y 1.8% en prestaciones.

Esta propuesta es completamente insuficiente, para las autoridades educativas parece que no toman en cuenta la crisis económica tras la pandemia y el inicio de enero con una inflación de 7.13% que ha disparado los precios de la canasta básica y servicios elementales de nuestro hogar.

Bajo esta óptica, la propuesta de las autoridades es dilapidar nuestro poder adquisitivo a través de una propuesta que se ubica por debajo de la inflación.

La intransigencia de las autoridades no es un hecho aislado, se trata de una política que atraviesa el conjunto de las universidades públicas del país y apunta al desmantelamiento de las conquistas reflejadas en los Contratos Colectivos de Trabajo y la profundización de la precarización laboral que bajo los modelos a distancia se descargó en los hombros de miles de docentes, una refracción del empeoramiento de las condiciones laborales y salariales en medio de una oleada de despidos en dependencias estatales, sectores privados e informales.

La continuidad de la pandemia y la crisis económica ha hecho más evidente una serie de contradicciones del gobierno federal, quien pese a machacar un discurso contra los privilegios de los altos funcionarios, en los últimos tres años la austeridad republicana se ha traducido en despidos masivos y recortes al gasto público de diversas dependencias.

Aunque esto tampoco se ha traducido en un ataque rapaz a la educación, si ha implicado continuidad y profundización de los planes de ataques al sector educativo. Esto se refleja en el reciente proyecto de egresos 2022, dónde contempla una continuidad a la pírrica partida presupuestaria en comparación a lo destinado para la militarización del país.

¿Qué hacer frente a la revisión salarial?

Hoy nuevamente las y los trabajadores de la UAM nos encontramos bajo la misma encrucijada que el año pasado, llegamos a una revisión salarial con el telón de fondo de la pandemia y hoy particularmente bajo a la cuarta ola de contagios en el país.

A lo interno vamos viendo la consolidación de una burocracia sindical enquistada en la dirección de nuestro sindicato, que tras la huelga se ha encargado de hacer pasar todos y cada uno de los golpeas de las autoridades.

Esta situación ya de por si preocupante, hoy se profundiza con la supresión de espacios democráticos de discusión al interior del sindicato, situación aún más crítica bajo la revisión salarial en la que nos presentamos con una propuesta que no fue discutida ni aprobada por la base trabajadora.

La supresión de la vida democrática del sindicato, sea por acción, como la negativa a convocar a la continuidad del Congreso General Ordinario, o por omisión, evadiendo la responsabilidad del Comité Ejecutivo por garantizar asambleas en todos los departamentos y seccionales.

Frente a la intransigencia de las autoridades universitarias y las trabas de la dirección sindical, es importante que fortalezcamos la participación del conjunto de la base trabajadora, única posibilidad de defender nuestro CCT.

El ofrecimiento de las autoridades es insuficiente, no podemos aceptar una oferta salarial que por la vía de los hechos dilapida el poder adquisitivo de nuestras familias. Por eso consideramos que es clave poner sobre la mesa, la necesidad de pelear por un aumento salarial acorde a la canasta básica, con escala móvil de salarios que se ajuste a los precios de la inflación.

Aunado a esto, está de por medio cómo los trabajadores podemos garantizar un regreso verdaderamente seguro a clases, en tanto a que en las primeras semanas y bajo la ola de contagios, decenas de compañeros han resultado contagiados, con comisiones de seguridad e higiene que no han funcionado y con un protocolo sanitario que está lejos de garantizar un regreso seguro.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias