Juventud

#AYOTZINAPAUNAÑO

UNAM: Ciencias con Ayotzinapa

A 364 días de la desaparición de los normalistas de la escuela rural de Ayotzinapa, estudiantes de la Facultad de Ciencias realizaron un Festival Cultural y Político para repetir que en las escuelas seguimos cuestionando al Estado asesino y que si el Ejército se llevó vivos a los 43, ¡vivos los queremos!

Domingo 27 de septiembre de 2015 | 23:29

Foto: El Capitán

La explanada de Ciencias está enmarcada por el Prometeo y Quetzalcoatl que han presenciado decenas de asambleas, como las del año pasado en las que cientos de estudiantes votaron paros en solidaridad con Ayotzinapa.

Octubre y noviembre fueron meses de una álgida politización y lucha en las escuelas. Las paredes de la facultad se llenaron de consignas por los 43 normalistas. Profesores y trabajadores de base comenzaron a participar en las asambleas junto con los estudiantes para pensar en las formas de confluir con el gran movimiento que se estaba gestando en todo el país y que estremeció a todo el mundo al descubrir la barbarie del Ejército, la policía y los partidos del régimen en la desaparición de los normalistas.

En los pasillos y salones era recurrente hablar sobre la violencia del Estado y el descontento hacia la aprobación de las reformas estructurales.

Pasados los meses, los normalistas seguían sin aparecer y acontecieron nuevos crímenes de Estado en Apatzingán, Tlatlaya, Ostula, Xochicuautla, la represión a los jornaleros de San Quintín, el descubrimiento de que México es una enorme fosa clandestina, la criminalización de la protesta social y el encarcelamiento y la persecución de activistas y periodistas.

Todos estos elementos mantuvieron en los subsecuentes meses el total descontento y la deslegitimación del gobierno de Enrique Peña Nieto, como se manifestó en las elecciones de junio que reportaron uno de los mayores índices de abstencionismo y anulación.

Si bien en las escuelas la dinámica de politización disminuyó y las asambleas dejaron de sesionar, distintos grupos mantuvieron escenarios políticos con la participación de los padres de los 43 normalistas, o con la participación de periodistas independientes, pueblos en lucha e intelectuales.

Así que, a un año de la noche negra de Iguala, la agrupación de mujeres Pan y Rosas, la juventud del Movimiento de los Trabajadores Socialistas y estudiantes independientes organizaron un gran evento presenciado por el Prometeo, Quetzalcoatl y cientos de estudiantes para mantener encendida la indignación hacia el gobierno priísta pero también para exponer una serie de ideas sobre cómo triunfar en el proceso que por la aparición con vida de los normalistas.

Foro para pensar la lucha contra los crímenes de Estado

Es necesario hacer análisis de la situación política nacional actual y para ello, en el festival también se realizó un foro al aire libre: “A un año de Ayotzinapa, contra la violencia de Estado”.

El foro contó con la participación de Nancy Cázares, miembro del staff de La Izquierda Diario México, quien planteó la violencia de Estado ejercida hacia el periodismo crítico, una de las profesiones más peligrosas en México.

El investigador del Instituto de Física, Jorge Antonio Montemayor, relacionó el crimen de Ayotzinapa con la participación del narcotráfico y la subordinación de México a Estados Unidos. También expuso que en la investigación realizada por un grupo de científicos, se demuestra que es imposible que los normalistas hayan sido quemados en el basurero de Cocula.

Por otra parte, Francisca Daniela, defensora de los derechos de la mujer e impulsora de Pan y Rosas, explicó porque los feminicidios y la violencia hacia la mujer son propiciados por la militarización del país y por tanto, son responsabilidad y crímenes de Estado.

Finalmente, el académico Sergio Moissen, del Movimiento de Trabajadores Socialistas (MTS), expuso que nuestro país es demencialmente violento con miles de desaparecidos, desplazados y asesinados, resultado de una limpieza social que ejerce el régimen hacia los pobres, los jóvenes y las mujeres. En ese sentido, planteó la urgencia de formar organizaciones propias de las clases desposeídas e invitó a formar el Movimiento de los Trabajadores Socialistas bajo esa perspectiva.

Música y poesía por los 43

El descontento y el hartazgo hacia el gobierno tienen infinidad de formas de mostrarse. Una de esas formas es el arte en sus distintas manifestaciones (poesía, música, pinturas, performance, etcétera).

Por ello, en el festival, estudiantes leyeron poesía por los 43 normalistas para recuperar la letra escrita al servicio de las luchas sociales. Además, decenas de fotos de las jornadas globales de lucha por Ayotzinapa fueron expuestas en la explanada de la facultad.

Algunos compositores independientes de la Facultad de Ciencias, de la UAM Azcapotzalco y de la Escuela Nacional Preparatoria No. 2 tocaron canciones cuyas letras exhiben la necesidad de que la población tome conciencia de las problemáticas nacionales.

Luego, después del foro, las bandas solidarias “Guerrilla Bang Bang”, rap independiente y el “Frente Único de Músicos y Artistas Revolucionarios” (FUMAR) hicieron bailar a la comunidad de la facultad bajo los versos de “escúchame, ésta es la manera que tengo de charlar contigo para contarte que afuera cae un temporal” refiriéndose a la represión y crímenes de Estado.

Como participación especial, las trabajadoras de calzado de Sandak vinieron de Tlaxcala y estuvieron presentes en el festival. Ellas llamaron al estudiantado a la solidaridad y explicando que están en huelga desde el 2010 por sus derechos laborales y la reapertura de su centro de trabajo.

Así pues, en la facultad de ciencias sigue y seguirá oyéndose el grito de “Fue el Estado” y en la perspectiva de reorganizar el movimiento estudiantil se convoca a una asamblea el próximo martes 29 en la misma explanada a las 13 horas.

Finalmente, los organizadores del festival invitan a una reunión abierta “A un año del movimiento por Ayotzinapa, la reactivación del movimiento estudiantil por la defensa de la educación pública” el próximo miércoles a las 14 horas en el salón P110 para discutir colectivamente las perspectivas de la lucha estudiantil ante los nuevos embates contra la educación pública y por la democratización de la universidad.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO