Mundo Obrero México

MUNDO OBRERO

Unidad de las luchas obreras: el camino para el triunfo de las trabajadoras del IEMS

El 19 de enero decenas de trabajadores realizaron una nueva jornada de lucha por la reinstalación de más de 60 trabajadoras despedidas injustificadamente. Represión y negativas a sus exigencias fue la respuesta del gobierno de la Ciudad de México.

Jesús Pegueros

Estudiante de la Facultad de Economía de la UNAM | @DemoPegueros

Domingo 24 de enero de 2016

Desde las 10 de la mañana una concentración de decenas de mujeres, acompañadas de organizaciones solidarias empezó lo que sería una jornada más por la reinstalación de aproximadamente 60 trabajadoras de intendencia del Instituto de Educación Media Superior (IEMS) de varios planteles.

Las trabajadoras habían laborado en periodos variados que van desde los 5 años hasta los 15 años de antigüedad y fueron despedidas a inicios de este año por organizarse para exigir estabilidad laboral, fin del outsourcing, seguridad social y alto al acoso sexual.

Desde las instalaciones de la Universidad Autónoma de La Ciudad de México, Plantel Centro empezó la movilización hacia la Junta Local de Conciliación y Arbitraje.

La Junta de Conciliación y Arbitraje, cómplice de la patronal

La Junta Local evidenció una vez más que, lejos de velar por los intereses de los trabajadores -como proclaman la mayoría de los políticos y las autoridades de dicha institución-, intenta salvaguardar los intereses de los patrones para los cuales siempre están las puertas abiertas.

Mientras tanto, para los trabajadores con familias al borde de la calle lo que ofrecen son puertas cerradas. Más de una vez lo han demostrado para las trabajadoras del IEMS. Sin embargo, a lo largo de los últimos años se clarifica su posición pro patronal como lo sigue haciendo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Caja de Ahorro de los Telefonistas, permitiendo la entrada incluso de golpeadores para amedrentar a los trabajadores que reclaman por sus justos derechos.

En la Junta Local de Conciliación y Arbitraje una comisión de trabajadoras, que ingresó a discutir con la empresa subcontratadora, las autoridades del IEMS y de la JLCA, denunció tras la discusión que las partes mencionadas no ofrecieron solución a sus demandas. Entre las reivindicaciones de las trabajadoras se cuentan la devolución de la fuente de trabajo a muchas de las compañeras que son el sostén de su familia, mujeres de la tercera edad que pasaron varios de sus años en ese empleo que se caracteriza por la tercerización y la subcontratación, aunado a un salario de miseria y sin derecho a la libre sindicalización.

El gobierno perredista de la ciudad contra los derechos laborales

La inconformidad de las trabajadoras tras la respuesta de la empresa y las autoridades no se hizo esperar y las valientes obreras decidieron continuar la movilización hacia la Sede del Gobierno del Distrito Federal.

Apenas avanzaba una cuadra la movilización fue interrumpida por un despliegue policial abrumador que hizo actuar al cuerpo de Granaderos para encapsular y detener la marcha, evitando por algunos minutos el ejercicio del derecho a la libre manifestación. El resto de la movilización estuvo custodiada por elementos de los cuerpos represivos de la ciudad.

Ya en la sede del Gobierno de la Ciudad las autoridades mostraron una vez más su colaboración con los patrones y que aunque se han proclamado durante muchos años como un gobierno de “izquierda” se cierran al diálogo con sus propios trabajadores, reafirmando y desarrollando su derechización y completa adaptación al régimen de la democracia asesina y anti-obrera.

Para que la lucha de las trabajadoras del IEMS triunfe, será necesario que logren tejer fuertes lazos de solidaridad con el resto de los trabajadores administrativos como académicos del IEMS, así como con los estudiantes del Instituto para inclinar la balanza a su favor y poder imponer sus reivindicaciones. Como se viene demostrando, no será por concesión voluntaria de las autoridades ni la empresa que encontrarán respuestas favorables. En este sentido los trabajadores afiliados al SUTIEMS que ha luchado en diversas ocasiones con sus métodos de lucha como la huelga para defender sus derechos, debe encabezar la solidaridad efectiva con las trabajadoras de intendencia.

Pero estos lazos de solidaridad deben extenderse también hacia otros sindicatos que se reconocen como democráticos e independientes. La Nueva Central de Trabajadores (NCT) y las organizaciones que se han solidarizado con las obreras de la maquila de Ciudad Juárez deben también cobijar y fortalecer esta digna lucha dada en la Ciudad de México por las obreras del IEMS contra los despidos por organizarse, la subcontratación, el acoso laboral y por el derecho a la estabilidad laboral y la seguridad social. Las trabajadoras del IEMS deben hermanar su pelea con las trabajadoras de las fábricas de Lexmark, Foxconn, Eaton y otras en la frontera norte del país para fortalecerse mutuamente, intercambiar lecciones y experiencias.

Desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas, nos hemos hecho parte, modesta pero decididamente, de esta lucha de las trabajadoras del IEMS acudiendo a solidarizarnos en los plantones de diversos planteles. También hemos intercambiado opiniones e ideas con las compañeras y hemos sido parte de las movilizaciones y acciones de lucha convocadas por ellas. Seguiremos impulsando la solidaridad con su lucha para que ésta triunfe y su ejemplo pueda ser contagiado a muchos otros trabajadores que padecemos las mismas condiciones de explotación y negación de los más elementales derechos laborales.






Temas relacionados

IEMS   /   Outsourcing   /   Mundo Obrero México   /   Ciudad de México   /   Gobierno de Ciudad de México   /   Miguel Ángel Mancera

Comentarios

DEJAR COMENTARIO