×
×
Red Internacional

En el marco provincial de la cesación de contratos por Covid 19, el municipio no quiere ser menos que Perotti y es omiso a la estocada regional. Por su parte, los esenciales del Hospital “Gamen” de Villa Gobernador Gálvez, convocaron a una asamblea en defensa del trabajo, donde llaman a parar el próximo lunes de la semana que viene de 10 a 15 horas.

Miércoles 1ro de diciembre de 2021 | Edición del día

Ante la embestida del gobierno provincial y la amenaza de dejar a miles de familias en la calle en la región, se realizó una asamblea convocada por los trabajadores del hospital “Anselmo Gamen”, donde irán a paro el lunes de la semana que viene.

Particularmente en el Gamen, denominado ¨El Hospitalito¨ por los habitantes de dicha ciudad, hay activos 162 esenciales cuyos puestos de trabajo corren peligro. Este número se suma a los miles de contratos por covid que hay en la provincia.

En reiterada ocasiones hemos mencionado las condiciones de la salud en la ciudad. Esta cesación de contratos sería un retroceso abrupto que recae directamente en la vida de los pacientes de la ciudad y la provincia. Si bien hay un gran porcentaje de inoculados en la provincia, gracias a la labor de estas personas de las que el gobierno se quiere deshacer, esto no significa que sobren los contratos. Por el contrario, la pandemia no sólo continúa si no que aún es insuficiente ya que tanto la logística como la labor territorial que demanda la salud requiere de los esenciales, por eso exigimos no sólo reubicación en el estado sino el pase a planta permanente de todos los contratados.

Desde la Izquierda Diario estuvimos cubriendo la actividad y pudimos entrevistar a Daniel Albaqueano, quien dijo que la asamblea resolvió: “en reclamos que el hospital deje de ser sanco, y en el reclamo que no se toque a ningún trabajador contratado, a partir del lunes (06/12) empezamos con paro a las 10 hs hasta las 15hs y que se nos reciba en el ministerio y también en la intendencia para que solucionen esto”.

Además, el secretario general de la junta interna de ATE nos expresó sobre “los compañeros monotributistas, contratados, que el 70% son mujeres, la mayoría sostenes de hogares y no vamos a permitir que quede nadie en la calle”. Nos comentó que solamente ATE viene llevando adelante el conflicto ya que UPCN llamo a los contratados para que no participen del acto con amenazas de despidos. Por su parte, también se expresó en contra del gobierno ya que lo único que viene haciendo es ajustar.

Por otro lado, pudimos entrevistar a Lorena Almiron (secretaria general de ATE Rosario) que nos acercó que “sabemos que la pandemia continua, que sigue la campaña de vacunación y los compañeros que ingresaron con el contrato Covid hoy son sumamente necesarios para sostener la salud pública en todos los hospitales donde han sostenido estos 2 años de pandemia, y que si tuviéramos a todos los titulares tampoco nos alcanzaría¨.

Continuó diciendo que ¨creemos que a todo este personal que ha trabajado estos 2 años no se los puede borrar de un día para el otro”, y con respecto al gobierno nos compartió que es “un destrato de parte del gobierno de Omar Perotti, hacia todos los trabajadores estatales. Es más hoy se hizo efectivo el descuento de los días de paro a los trabajadores del personal de educación. Es una vergüenza este gobierno, no ha resuelto nada. No ha resulto el pase a planta, la precarización laboral, no han resuelto las vacaciones para el personal de enfermería que venimos peleando hace meses”

Estas acciones son el reflejo necesario para enfrentar el ataque que viene orquestando el gobierno provincial cuyos municipios son testigos omisos. Demuestran el trato y la política que vienen llevando tanto el gobierno nacional como el gobierno provincial, donde claramente su única intención es la de pagar la deuda al FMI con el hambre del pueblo trabajador, que lleva a el vaciamiento de la salud pública y a la falta de presupuesto. Una deuda ilegítima contraída por la última dictadura militar hasta el gobierno de Cambiemos.

Pero la salud no es el único objetivo del ataque, también son los docentes y el resto de los trabajadores que sufren la inflación y la embestida al salario. Tanto a los profesionales de la salud que les descuentan los días de paro, como a los precarios y monotributistas cuya inestabilidad laboral se agudizó en la pandemia, imponiendo una reforma laboral sin haber pasado por el congreso, a quienes quieren aumentarles un 50% el monotributo, uno de las avances en la legalización de la precariedad del trabajo que puede presumir la década ganada.

Desde La Izquierda Diario, apoyamos este tipo de reclamos y entendemos la necesidad de la unidad y coordinación de todos los trabajadores que vienen siendo golpeados por la pandemia. Bajo el lema de “No al FMI”, podemos revertir esta situación actual. Llamamos a acompañar este paro el próximo lunes y continuar con las medidas de fuerzas para enfrentar el ataque abierto de los gobiernos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias