Mundo obrero internacional

TRABAJADORES DE ESTADOS UNIDOS

Veinte días de paro en GM

La huelga de General Motors en el territorio estadounidense ya cumple 20 días. Con esto, diferentes reacciones en plantas, negociaciones y solidaridad han protagonizado estos días de intensa lucha para los trabajadores que están dando todo en los piquetes.

Sábado 5 de octubre de 2019 | 21:56

El Sindicato de Autopartistas Unidos (United Automobile Workers, UAW) ha anunciado en un comunicado que se han logrado avances en las negociaciones respecto al punto del seguro de salud y sobre el reconocimiento de trabajo permanente a empleados temporales y están planeadas nuevas mesas de negociación para la siguiente semana.

A pesar de estos comunicados las negociaciones entre el sindicato y la patronal siguen siendo un misterio pues las reuniones son a puerta cerrada y no hay participación de las bases en asambleas para discutir los puntos.

Aunado a esto, el Detroit News, sacó a la luz una denuncia de corrupción de algunos de los principales representantes del sindicato, incluso el presidente del UAW Gary Jones, quien es acusado de gastar dinero de las cuotas sindicales en lujos absurdos como ropa de golf para un fin de semana en Palm Spring.

Esta investigación sale a la luz no para el apoyo de trabajadores sino como una carta para las autoridades y la empresa en caso de no poder resolverlo por vías de conciliación con el sindicato, tener en jaque a los dirigentes y así poder doblarles la mano a favor de la empresa y en contra de los trabajadores en resistencia.
Es una estrategia para tener a los dirigentes bajo presión y convencerlos de que deben de resolver el conflicto a favor de la patronal o van a ser denunciados y quizá hasta procesados.

Una solución de la huelga en donde se le entreguen migajas a los trabajadores es bastante posible, el UAW ha estado al frente de los empleados de la GM cuando se perdieron lentamente sus derechos laborales y poco ha hecho para resolverlo. Recordemos que existen varias voces que aseguran que el sindicato intentó detener el estallido de huelga por muchos medios, pero fueron los trabajadores convencidos de la lucha quienes presionaron al UAW y lo llevaron a declarar la huelga en todo el territorio.

Por su parte en México, tras comenzar los paros técnicos, es en los trabajadores sobre quienes la empresa deja caer el peso de la huelga, recortando sus salarios y reprimiendo con despidos.

Leer: General Motors Silao a paro técnico por huelga en EU: trabajadores, los más afectados

También las autoridades tanto estatales como federales, en alianza con la charril CTM, han anunciado a manera de amedrentamiento, el apoyo a lo sparos técnicos argumentando que la huelga va a afectar a miles de trabajadores del sector automotriz en los estados en que se encuentran las plantas. Hugo Varela Flores, representante charro de la CTM, dijo “Como organización preferimos este tipo de acuerdo en lugar del despido de los trabajadores” Evidenciando el servilismo del sindicato a la empresa y el nulo compromiso por defender a los trabajadores afectados.

Varela habla por sí mismo al decir “preferimos” pues al igual que el UAW, la CTM no convoca a asambleas de base para decidir las acciones a seguir en este marco de lucha. Los trabajadores de los ambos lados de la frontera se están enfrentando a las mismas condiciones de sometimiento y explotación, tanto por sus líderes sindicales como de la GM, es por eso que urge que se organicen de una manera independiente mediante asambleas y tomen decisiones que permitan salir triunfantes de la huelga en los Estados Unidos, que logren imponer los 5 puntos por los que están peleando y eviten despidos.

En México los trabajadores deben de solidarizarse y exigir la reinstalación de los compañeros despedidos y constituir por fuera de la CTM asambleas, para evitar perder su salario y llamar a paro en las plantas del país con el fin de evitar más sanciones y mayor pérdida de derechos.






Temas relacionados

Mundo obrero internacional   /   General Motors

Comentarios

DEJAR COMENTARIO