Sociedad

Cumbre G7

"Viejas promesas incumplidas": los acuerdos climáticos de la cumbre del G7

El pasado domingo culminó la cumbre del G7, se celebró en Reino Unido, mientras los líderes aseguran que quieren "impulsar una revolución industrial verde a nivel mundial para transformar nuestra forma de vida", ambientalistas denuncian que no es suficiente y la crisis climática sigue agudizándose.

Axomalli Villanueva

@1quiahuitl

Martes 15 de junio | 12:15

Foto de: Aaron Chown para Picture Alliance

Este domingo concluyó la Cumbre del G7 en Cornwall, en el sur del Reino Unido, donde líderes de las mayores economías del mundo, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, se congregaron para discutir la agenda mundial, entre la que destacó acuerdos para enfrentar la crisis climática.

Entre los acuerdos, fueron reforzar "Pacto por la Naturaleza", destinado a detener y revertir la pérdida de biodiversidad, lo que también les llevará a comprometerse a reducir casi a la mitad sus emisiones de carbono para 2030, en relación con 2010.

Las siete potencias acordaron fijarse objetivos más ambiciosos para 2030 y llegar a la neutralidad de carbono en 2050. Para finales de 2021, se han comprometido a poner fin a las ayudas directas a las centrales térmicas de carbón. Aunque los objetivos más concretos han terminado cayéndose del acuerdo final, se mostraron optimistas con llegar a limitar el calentamiento global a 1,5 º C tal y como recoge el acuerdo de París.

Al mismo tiempo se comprometieron a que el 30% de la tierra y el océano a nivel mundial para el final de esta década. Esto incluye la implementación del uso del llamado "carbón limpio" -que no es más que una manera de seguir quemando carbón y petróleo y volver a ganar dinero secuestrando el CO2 emitido a la atmósfera- para la producción de energía "lo antes posible", el fin de la mayor parte de las ayudas gubernamentales al sector de los combustibles fósiles en el extranjero y la eliminación progresiva de los automóviles de gasolina y diésel.

Boris Johnson, anfitrión de esta cumbre se congratuló por los acuerdos y aseguró que el G7 quiere "impulsar una revolución industrial verde a nivel mundial para transformar nuestra forma de vida".

De camino a la COP26 a celebrarse en noviembre en Glasgow, Jonhson añadió que "hay una relación directa entre la reducción de emisiones, la restauración de la naturaleza, la creación de puestos de trabajo y la garantía de un crecimiento económico a largo plazo", por lo que el tema de la crisis climática debe ser central para las grandes potencias del mundo.

Por su parte Joe Biden, aseguró que "se esfuerza por pasar la página del aislacionismo internacional", buscando abrir un nuevo capítulo en la alianza occidental. A su vez mencionó que esta cumbre que buscó mostrar su renovada unidad.

El presidente de Estados Unidos presento el plan Build Back Better World (B3W), que se traduce como "reconstruir un futuro mejor", que además de mejorar las infraestructuras de países en vías de desarrollo, impulsará el progreso en materia de salud, tecnología, clima e igualdad de género.

Sin embargo más allá de un plan para reorganizar la matriz energética y replantear la producción hacia una transición a energías renovables, lo cierto es que la mayor parte de estos acuerdos van con miras a contrarrestar la influencia económica de China.

Te puede interesar: Cumbre climática: el capitalismo no puede resolver la crisis planetaria que generó

Viejas promesas incumplidas

Mientras los líderes de las más grandes potencias capitalistas negociaban los compromisos climáticos, en la ciudad de Cornwall, miles de activistas se dieron cita para protestar contra las "promesas vacías" de las grandes potencias, puesto que hacen falta esfuerzos aún más grandes, sobre todo de las mayores economías mundiales.

Greta Thunberg, la ya reconocida activista ambiental, sentenció en sus redes sociales que estos acuerdos son vacíos y repetitivos, ya que los líderes del G7 continúan prometiendo “viejas promesas incumplidas”.

En un mensaje en su perfil de Facebook, la activista recalcó que “El G7 vierte cantidades fantásticas en los combustibles fósiles, ya que se prevé que las emisiones de CO₂ serán el segundo mayor aumento anual de la historia, pero los líderes del G7 realmente parecen estar pasando un buen rato presentando sus compromisos climáticos vacíos y repitiendo viejas promesas incumplidas".

En abril pasado, los mismos compromisos se hicieron en la cumbre climática virtual a la que asistieron otros 40 líderes mundiales, donde el presidente Joe Biden buscó posicionar a Estados Unidos como la "vanguardia" de la transición ecológica y de los esfuerzos contra el cambio climático.

Sin embargo, Naciones Unidas alertó que tanto el G7, como el G20 estaban centrando sus esfuerzos en el rescate en sectores vinculados a la producción y consumo de combustibles fósiles que energía baja en carbono.

Lee Hoesung, presidente del Panel Intergubernamental de Cambio Climático manifestó que “no es imposible” evitar que la temperatura terrestre suba a más de 1.5 °C, pero que requiere medidas sin precedentes, dado que los compromisos hasta el momento no fueron suficientes.

La próxima reunión de líderes será en la COP 26 en Glasgow, Escocia, donde sin duda se verterán esencialmente los mismos compromisos al servicio de los intereses capitalistas.

La crisis climática y ecológica no puede resolverse sin cambiar el sistema. En el 2019 el movimiento Fridays For Future lo demostró en parte, movilizando a millones de personas alrededor del mundo, sumando a vastos sectores sociales quienes han empezado a cuestionar cuál es la salida a este reto, que no vendrá de parte de los políticos ni los grandes capitalistas.

Para conquistar estas demandas, los movimientos contra la crisis climática deben unirse con la clase obrera, que, junto con científicos y los pueblos originarios son capaces de hacer funcionar una economía planificada que sea capaz de hacer que los humanos nos relacionemos de manera racional con el medio ambiente.

Te puede interesar: Cumbre de Líderes por el Clima: "La naturaleza no esperará a los políticos"






Temas relacionados

G7    /   Ecología y ambiente   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO