Cultura

ELECCIONES MÉXICO 2015

¿Y los problemas ambientales y de despojo?

A cuatro días de las elecciones en México, veamos la política de los partidos que están contendiendo respecto a los problemas ambientales. ¿Qué han hecho y qué prometen hacer ante la devastación ambiental y el despojo de comunidades y pueblos originarios?

Miércoles 3 de junio de 2015

México es un territorio que tiene gran riqueza en recursos naturales, no por nada aquí se encuentran los mayores negocios de empresas mineras canadienses y en los próximos meses veremos como los grandes monopolios a nivel mundial de la rama petrolera buscarán apropiarse de los hidrocarburos del subsuelo mexicano.

A la par, a lo largo del país existen un sinfín de conflictos y resistencias por parte de comunidades indígenas que enfrentan el despojo de sus territorios, en los que se buscan impulsar megaproyectos que destruirán el entorno.

También hemos visto la resistencia al robo de los recursos naturales, manifestado en la Caravana Nacional en defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida convocada por la tribu yaqui. En los últimos meses ha participado la clase trabajadora en la defensa de los recursos naturales, como los mineros de Sonora que hicieron paros por mejores condiciones laborales y contra la contaminación causada por los derrames de químicos nocivos a ríos, y a un sector de los trabajadores petroleros resistiendo la reforma energética que entregará el petroleo al imperialismo estadunidense.

Es en este contexto que se celebrarán las elecciones el 7 de junio. Cada partido con registro ha gastado millones de pesos en su campaña política. Han llenado la radio, la televisión, las redes sociales y las paredes con sus logotipos y sus promesas de campaña. Pero... ¿qué proponen?

Por ejemplo, vemos como el Partido Revolucionario Institucional va en alianza en el Partido Verde Ecologista de México (PRI-PVEM). Este último ha levantado una campaña auto-nombrandose “el partido que si cumple” basada en sus leyes como la de “castigo a quien contamine”. Pero ésta es totalmente falsa pues en los mismos municipios donde gobiernan se denuncia la contaminación a ríos y omisión de las autoridades para frenarlo. En cuanto al problema del campo, en Chiapas, Manuel Velasco del PVEM busca introducir maíz transgénico.

Vemos también como partidos como el Revolucionario Democrático (PRD) postulan propuestas elementales como construir nuevos pozos de agua para contrarrestar la falta del líquido, pero en los hechos esos proyectos no se impulsan o son abandonados a medias. Además, el PRD, al igual que el PRI y el Partido Acción Nacional (PAN), aprobó en el Congreso la reforma energética en el Pacto por México.

De los partidos nuevos como el Partido Encuentro Social (PES), el Partido del Trabajo o el Partido Humanista baste añadir que están conformados por ex militantes de los antiguos partidos y carecen de programas que tomen en cuenta los problemas ambientales.

Por su parte, el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) aparece como opositor para amplios sectores de quienes luchan contra la devastación ambiental. Ven que su dirección se opuso a la reforma energética y realizó una consulta nacional para que por vías legales fuera echada atrás. Pero desde nuestro punto de vista, esto implicó confiar en esas instituciones, las mismas que le hicieron fraude a López Obrador en el 2006. Más allá de su discurso opositor, la dirección de Morena no fue ni es partidaria -para enfrentar la entrega de los recursos naturales y la privatización del petroleo-, de una gran lucha en las calles para echar abajo las instituciones responsables de ello, ni de la alianza con los trabajadores petroleros que también han sido afectados. Y ése es el único camino para enfrentar el despojo.

¿Qué deberían proponer los partidos?

En estas elecciones, ningún partido está subordinando su legalidad y sus recursos monetarios al servicio de las luchas sociales contra la devastación ambiental. Ningún partido está ocupando sus minutos al aire para denunciar la represión a los pueblos originarios que están resistiendo el despojo. Ningún partido está cediendo sus minutos en la radio a la tribu yaqui, a Huexca o Wirikuta para que expliquen su lucha y así sea abrazada por amplios sectores de la población. No hemos visto a partido alguno en las movilizaciones contra Monsanto ni contra la privatización del agua.

Ningún partido está representando los intereses de los campesinos pobres que sufren la subordinación del campo mexicano a la industria privada. Es evidente que se deben acabar los procesos de despojo y la entrega de los recursos naturales a las grandes trasnacionales, cosa que ningún partido muestra señales de buscar.

Por otro lado, al estar México tan subordinado a las potencias imperialistas (en particular Estados Unidos), un programa que de verdad busque cambiar la situación de millones de mexicanos y frenar la depredación de los recursos naturales, la contaminación ambiental y la falta de agua, debería plantear -como mínimo- la ruptura inmediata de los tratados internacionales, que son los que están dando el respaldo legal a los capitalistas que ven a México disponible para explotar y devastar.

Sin embargo, ¿qué partido está llamando a romper con el Tratado de Libre Comercio que ha llevado a la quiebra al campo mexicano al someterlo a la competencia desigual con transnacionales? ¿Qué partido está denunciando el desastre ambiental que causa día a día Grupo México y las mineras canadienses?

Todos los partidos carecen de programas que quieran frenar realmente la devastación ambiental y el despojo a comunidades y pueblos originarios. Contra la farsa electoral y por una salida real a los problemas ambientales, hace falta construir un gran movimiento que aglutine a los que resisten contra la depredación imperialista, a los pueblos despojados en lucha, a los trabajadores, a las mujeres y a la juventud. En tanto no hay alternativa favorable a los trabajadores y el pueblo en estas elecciones, desde el Movimiento de los Trabajadores Socialistas llamamos a anular el voto.






Temas relacionados

Despojo   /   Voto nulo   /   Elecciones 2015 en México   /   Ecología y ambiente   /   Cultura   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO