www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
http://www.smn.gov.ar/?mod=pron&id=1 Twitter Faceboock

ACTUALIDAD
La renuncia de Salmerón y la derecha empresarial por una "historia plural"
Sandra Romero | México | @tklibera

Los empresarios lloran a sus muertos y nosotros luchamos por justicia para nuestros desaparecidos.

Miembros de la Liga 23 de Septiembre, presos en la Penal de Oblatos.
Foto: tomada de Revista Magis.

Link: http://www.laizquierdadiario.mx/La-renuncia-de-Salmeron-y-la-derecha-empresarial-por-una-historia-plural

El historiador Pedro Salmerón renunció este sábado al Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), luego de la polémica desatada por una publicación oficial del organismo, donde se calificó de "jóvenes valientes" a los integrantes de la Liga Comunista 23 de septiembre, que secuestraron y ejecutaron al empresario regiomontano, Eugenio Garza Sada, el 17 de septiembre de 1973.

Desde su cuenta de twitter, Salmerón envió una carta a la "opinión pública", donde señala la presión del Consejo Coordinador Empresarial, de directivos de diversos medios de comunicación y de los expresidentes, Felipe Calderón y Vicente Fox, a la cabeza del "linchamiento mediático" en su contra, desatado en redes sociales tras la publicación.

En esta carta expresa que: "Si el pensamiento libre y la búsqueda de la compresión histórica sirven a la derecha como pretexto para atacar al régimen, si mi presencia, mi estilo y talante pueden ser contradictorios con la reconciliación nacional, que alienta el gobierno de la República, pongo el cargo de director del INEHRM a disposición del Presidente y hago de este texto mi renuncia formal".

Se arrepiente pero ya era designado Felipe Ávila en su lugar

Horas más tarde Salmerón emitió un mensaje donde dice: "No se adelanten. No he renunciado a la Dirección General del @INEHRM, solamente la he ’puesto sobre la mesa’. Gracias por preguntar". Pero su relevo ya estaba planteado y fue posteriormente anunciado por la secretaria de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, con la designación del sociólogo e historiador Felipe Ávila Espinosa.

Ávila era hasta ayer el director general adjunto del INEHRM y es egresado de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, docente e investigador de esta misma universidad y doctor en Historia por el Colegio de México.

Aunque la Secretaría de Cultura no hace referencia a la polémica que llevó a relevar a Pedro Salmerón, sí planteó que los últimos meses el INEHRM ha estado en un proceso de transformación para ser una institución de vanguardia, reflexión y difusión del conocimiento histórico y cultural.

Al mismo tiempo, Felipe Ávila se comprometió a continuar los objetivos del instituto hacia una difusión de la "historia plural e incluyente", formativa de una sociedad crítica y participativa.

La polémica y una visión oficial de la historia

Lo que prevaleció en redes sociales en torno a esta polémica fue la presión del Consejo Coordinador Empresarial, junto a políticos, expresidentes e intelectuales de la burguesía, que condenan el asesinato del empresario García Sada, desde una visión histórica sin matices, donde la Liga Comunista 23 de septiembre fue simplemente "violenta" e "ilegal".

"No es valiente quien busca privar a una persona de su libertad y quien planea un secuestro para financiar armamento ilegal para actividades ilícitas", declaró el consejo empresarial.

El punto de vista de la burguesía sobre las acciones de la Liga Comunista 23 de septiembre, como de otras guerrillas, forma parte de una concepción común acerca de los procesos de lucha social en nuestro país, desde una visión institucional de la historia.

Historiadores del régimen explican los acontecimientos políticos ocurridos en torno a la guerrilla, sin problematizar las razones que llevaron a miles de jóvenes a simpatizar y militar en la lucha clandestina, como una alternativa política, luego de las masacres del 2 de octubre de 1968 y del 10 de junio de 1971.

Generalmente estas posturas oficiales guardan silencio ante la violencia institucional y las cientos de desapariciones políticas y asesinatos de los jóvenes de aquella generación que lucharon, desde su perspectiva, por la transformación social de este país. 

Hace 46 años, ante la muerte del empresario Garza Sada, la clase empresarial del norte del país responsabiliza directamente a Luis Echeverría por las condiciones de vulnerabilidad que posibilitaron el secuestro del empresario, el 17 de septiembre de 1973, lo que llevó al político a endurecer aún más la represión contra toda disidencia política.

Esto abrió paso a un brutal ataque a luchadores sociales y mayor impunidad a policías, militares y paramilitares, que adquirieron vía libre durante su gobierno para actuar.

Cárceles y fosas clandestinas, asesinatos durante las detenciones políticas, la negativa absoluta a negociar con la guerrilla, el endurecimiento de los gánsters sindicales de la CTM, en síntesis, la consolidación de la "guerra sucia" que hoy conocemos como un capítulo negro de la historia en México.

Y al mismo tiempo, genocidas como Echeverría y sus ejecutores policiales y militares, permanecen en la impunidad hasta nuestros días, sin ser llevados a juicio por sus crímenes.

Hoy mantiene vigencia la lucha por el juicio y castigo a los responsables de esta "guerra sucia", que exterminaron a la Liga Comunista 23 de septiembre y persiguieron o masacraron a los integrantes de más de una decena de focos guerrilleros e integrantes de otros procesos de lucha, incluidos los familiares que exigían justicia y la presentación con vida de sus desaparecidos.

Por ello, las demandas históricas de la generación del ’68, que han recorrido las protestas estudiantiles en el país, cada 2 de octubre y 10 de junio, durante los últimos 50 años, no forman parte del entramado histórico oficial, que pretende ser borrado por una historia que no incomode a los grandes empresarios e historiadores oficiales. Lo que hoy la Secretaría de Cultura llama "historia plural". 

Quienes reivindicamos una historia crítica, que no borra las lecciones de los de abajo, recordamos a los cientos de desaparecidos políticos del gobierno de Echeverría, entre ellos a Ignacio Arturo Salas Obregón, fundador de la Liga Comunista 23 de Septiembre, brutalmente reprimido y desaparecido, junto a cientos de jóvenes y luchadores que integraron los focos guerrilleros de la época, convencidos de esta forma de lucha en confrontación con el poder estatal y por la transformación social.

Independientemente de no compartir la estrategia guerrillera, mientras los empresarios lloran a sus muertos, los de abajo no lloramos a Garza Sada, luchamos por justicia para todos aquellos que perdieron la vida durante la "guerra sucia".

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx