www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
30 de marzo de 2020 Twitter Faceboock

PANDEMIA Y ECONOMÍA
Premio Nobel de Economía propone test masivos, protección para todos y aislamiento selectivo
Emiliano Martínez Viademonte | Docente y miembro de la Lista Marrón de Suteba

Foto La Prensa de Honduras

Paul Romer cuestionó el salvataje a empresas, el parate general de la economía y la ausencia de testeos masivos (aislando a los enfermos) y entrega de equipamiento de protección a toda la población. Un planteo que en Argentina lo hace sobre todo la izquierda.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Premio-Nobel-de-Economia-propone-test-masivos-proteccion-para-todos-y-aislamiento-selectivo

En una columna publicada por el diario estadounidense New York Times y en una posterior entrevista al medio O Globo, el Premio Nobel de Economía 2018 Paul Romer desarrolló una fuerte crítica a la política de los gobiernos de establecer aislamientos totales e indefinidos y el salvataje millonario a empresas por la “muerte económica” que implica la paralización casi completa de la economía.

Leé también Rescates para los ricos, virus para el resto de nosotros

El economista de la Universidad de Nueva York afirmó a O Globo: “¨Creemos que la única manera segura de que la gente vuelva a trabajar es impulsar los testeos a escala masiva y suministrarle grandes cantidades de elementos de protección a la población”. En su columna del NYT había argumentado en el mismo sentido: “si mantenemos nuestra estrategia actual de mitigación basada en la distancia social indiscriminada durante 12 a 18 meses, la mayoría de nosotros todavía estaremos vivos. Es nuestra economía la que estará muerta”.

Así, Romer realizó una fuerte crítica a la improvisación de los gobiernos en materia sanitaria. “El distanciamiento social es una medida de emergencia que salvará vidas pero detendrá la actividad económica. Durante lo peor de la Gran Depresión, el 25 por ciento de la fuerza laboral estaba sin trabajo”. Y agregó que “la tasa de desempleo pronto podría alcanzar el 20 por ciento”, tomando datos de uno de los países motores de la economía, Estados Unidos.

Frente a esta situación, el economista plantea dos formas complementarias de hacer frente a la pandemia: “El primero se basa en pruebas para enfocarse en el distanciamiento social con mayor precisión. El segundo se basa en un equipo de protección que impida la transmisión del virus. La adopción de estas estrategias requerirá un aumento masivo en nuestra capacidad para las pruebas de coronavirus y un aumento en la producción de equipos de protección personal”. Para ello propone una reconversión industrial en materia sanitaria.

Leé la declaración de la Fracción Trotskista-Cuarta Internacional Frente al coronavirus y la crisis de la salud pública: ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

Lejos de pensar solo en testear a las personas infectadas con síntomas (política que se viene aplicando en muchos países, Argentina incluida), la propuesta de Romer para no agudizar más la crisis económica comienza con un testeo masivo. “Podríamos comenzar evaluando al público en general semanalmente. Puede tener sentido evaluar a los trabajadores de atención médica y de respuesta a emergencias diariamente”, sintentiza.

Ante el argumento de la falta de kits para el testeo y la imposibilidad de llegar al análisis masivo de la población, Romer declaró que “pasará un tiempo hasta que tengamos tests y equipamiento suficiente, pero si hoy mismo gastamos 100.000 millones de dólares en eso, en pocos meses tendremos todo lo necesario. Los gobiernos dicen que no alcanzan los kits de prueba, pero eso es simplemente absurdo: si ahora no tienen, lo que tienen que pensar es cómo hacer para conseguirlos”.

Pero esto, agrega, solo será efectivo si se proporciona también de “equipo de protección a cualquier persona que no tenga anticuerpos, ya que otros supondrán un riesgo para ellos. Pocas personas tienen mayor riesgo que los médicos, enfermeras y personal de primeros auxilios que atienden a pacientes infectados”. Como se sabe, en muchos países ese personal de la salud está entre los más infectados de la población, demostrando la crisis de la salud pública a nivel global a causa de los planes de ajuste neoliberales de las últimas décadas.

Mientras el gobierno de Estados Unidos quiere “salvar” a millonarios que no pararon de producir ganancias, para Romer “la inversión en equipos y pruebas de protección sería una manera mucho menos costosa y mejor de estimular la economía que los obsequios y las transferencias”.

Queda claro que la mitigación del coronavirus sin una política de fondo en materia sanitaria de testeo masivo y provisión de elementos de protección (que debe acompañarse de inversión en materia de salud pública) solo estira el tiempo para lo inevitable. Mientras se hunden aún más las economías que ya se encuentran atravesando una fuerte crisis. Una crisis que patrones y gobiernos pretenden que la terminen pagando la clase trabajadora y los sectores populares.

No es casual que en Argentina no sean ni el Gobierno, ni los empresarios ni sus voceros mediáticos sino los especialistas en la materia y la izquierda quienes plantean medidas urgentes como las que sugiere el propio economista estadounidense.

Como lo plantean las organizaciones que integran el Frente de Izquierda, al mismo tiempo que se exigen la aplicación de esas políticas sanitarias elementales, se plantea la necesidad de imponer la prohibición de los despidos y las suspensiones que ya están implementando grandes y medianas empresas con la excusa del parate económico producido por la cuarentena. Se trata de las mismas patronales que nunca dejan de ganar y que fugan los dólares que la economía argentina precisa para enfrentar la pandemia y sus consecuencias.

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá