www.laizquierdadiario.mx / Ver online
La Izquierda Diario
7 de diciembre de 2021 Twitter Faceboock

Sociedad
Industria de bebidas: ganancia empresarial, pérdida medioambiental
Maestra Teresa Aguilar | Maestra de secundaria, Agrupación Magisterial y Normalista Nuestra Clase

Frente a la crisis de sequía que enfrenta México, cabe preguntarse si la administración pública continuará dando facilidades a las embotelladoras para extraer ingentes cantidades de agua, o de una vez responderá a las necesidades del pueblo trabajador.

Link: https://www.laizquierdadiario.mx/Industria-de-bebidas-ganancia-empresarial-perdida-medioambiental

La industria alimentaria, junto con la minería, es una de las que más explota los mantos acuíferos para llevar a cabo su producción.

El pasado 11 de agosto, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), junto a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), decretaron el "inicio de la emergencia por ocurrencia de sequía severa, extrema o excepcional en cuencas para el año 2021".

Según la calificadora Moody´s Investors Service, en su reporte “Sequías y el estrés hídrico presentan cada vez más riesgos del clima físico”, la sequía que atraviesa el país no se pronostica superada, sino que se cree que tendrá consecuencias económicas negativas para hasta dentro de 10 años.

El problema estructural es la sobreexplotación

Industrias como Femsa, con las marcas Ciel y Coca Cola, que extrae 55 mil millones de litros de agua al año; seguida por Pepsico (E-pura), con 32 mil millones de litros y Danone (Bonafont) con más de 15 mil millones de litros extraídos; deberán usar menos cantidad de agua en su producción. Dichas cantidades reflejan la falta de regulación de la extracción de aguas subterráneas y supervisión de las concesiones que brinda Conagua a las empresas.

Según informa la revista Expansión, el jefe de análisis bursátil en Bursamétrica, Julián Fernández, proyecta que las embotelladoras tendrán que bajar la producción; lo que en algunas zonas donde hay escasez de agua, en lugar de significar una afectación para empresas como Arca Continental y Coca Cola Femsa –que forman parte de la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC)– podría resultar en producción que sustituya el vital líquido, generando una una demanda adicional para los productos de las empresas y ganancias estables para sus dueñas y dueños.

La IMCC, también incluye a Bebidas Refrescantes de Nogales, Bepensa, Corporación Del Fuerte, Corporación Rica, Embotelladora de Colima, Grupo Embotellador NAYAR y Jugos del Valle-Santa Clara. Quienes también fabrican alimentos chatarra que provocan enfermedades cardiovasculares en la población.

Este grupo industrial se jacta de ser medioambientalista y asegura que sus empresas impulsan “el acceso, conservación, abastecimiento y tratamiento de agua en las comunidades donde operamos. Por ello, para 2030 llevaremos agua limpia a más de 1 millón de mexicanos y estamos comprometidos en devolver a la naturaleza el 100% del agua que utilizamos en la elaboración de nuestros productos”.

Pero lejos de ser así, como señalan Kennia Velázquez, Alonso Merino Lubetzky y Arnoldo Cuéllar en su artículo “México: un país con sed, donde sobra el agua para la industria de las bebidas chatarra”, Pepsi asegura que ha donado 13 millones de dólares en América Latina para compensar su huella hídrica, pero tan solo en 2019 reportó ingresos provenientes de la región superiores a 7 mil 500 millones de dólares.

En el caso de FEMSA, “se encarga de financiar grupos para hacer acciones de reforestación y viveros que reporta como propias, con lo que intenta justificar su presencia en las zonas donde extrae el agua, produciendo división en la población”. Además de que con este tipo de prácticas “deduce impuestos y le permiten un lavado de imagen”, según palabras del representante de la Red Internacional de Acción en Alimentos para Niños, Marcos Arana.

Al mismo tiempo, Nestlé y Mondelez han sido denunciadas por comprar productos a empresas que provocan incendios en selvas alrededor del mundo. Mientras que, estas mismas empresas, junto a Coca Cola, Danone y Pepsi, han sido señaladas por retrasar, distraer e impedir cualquier medida que regule el uso de plásticos en el mundo.

La IMCC no es el único grupo empresarial que provoca malestares físicos en la población. En la región de La Laguna, el grupo Lala extrae tanta agua –de manera legal o no– que ha provocado que el recurso para consumo humano se extraiga de niveles cada vez más profundos, lo que provoca cáncer en la población.

La lucha por el agua

Ante la falta de agua en los hogares y espacios públicos, la población se ha dejado escuchar, como lo vimos en Mexicali, con el movimiento en contra de la cervecera de Constellation Brands, y con en el movimiento en contra de la liberación de agua hacia Estados Unidos de la presa La Boquilla, donde resultó asesinada la activista Jessica Silva a manos de la Guardia Nacional.

Así mismo, en Huexca, Morelos, los pobladores mantuvieron un campamento en contra de la construcción de la termoeléctrica que les despojaría del agua, hasta que el pasado 26 de noviembre, elementos de la Guardia Nacional reprimieron violentamente a los manifestantes para asegurar la conclusión de la obra.

Más recientemente se produjo un conflicto en Puebla, donde las comunidades indígenas señalan el despojo de agua por parte de Bonafont, y el levantamiento de las comunidades contra la construcción de la presa “El Zapotillo” en Jalisco, que continúa por más de 15 años. También en Chiapas, los habitantes de colonias del sur de San Cristóbal de Las Casas han luchado contra el intento de “rellenar y destruir” los humedales de Montaña María Eugenia, territorio protegido que ha sufrido intentos de privatización durante varios años.

Sigamos su ejemplo

De continuar con los niveles actuales de extracción, los mantos acuíferos continuarán secándose y el medio ambiente deteriorándose.

Las familias trabajadoras, los pueblos indígenas, los campesinos locales somos los principales afectados y nos toca organizarnos para detener la privatización y el saqueo del agua, que es apoyado por las concesiones irregulares de Conagua para la extracción de empresas privadas, con el aval de los gobiernos federal y locales, y mediante la represión de la Guardia Nacional.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ izquierdadiariomx
@LaIzqDiarioMX
+525570704442
www.laizquierdadiario.mx