×
×
Red Internacional

DESEMPLEO AFECTA SALARIOS.El aumento del desempleo empujará a los salarios a la baja hasta un 20%

Tiempo estimado 4:18 min


En un país donde de por sí los salarios son bajos y la mayoría de los empleos inestables y sin prestaciones, la crisis y el desempleo afectarán aún más las condiciones de los trabajadores.

Miércoles 24 de junio de 2020 | Edición del día

En el sistema capitalista, son los trabajadores y los sectores populares quienes pagan las crisis, a no ser que se organicen y luchen de forma tal que obliguen a los gobiernos a tomar medidas que afecten el interés de los grandes empresarios, los cuales nunca pierden si no es así.

La actual crisis que atraviesa el país producto de las medidas implementadas para intentar frenar el contagio del Covid-19, se ha traducido en un mayor número de personas desempleadas. Se calcula que para el día de hoy se han perdido, según cifras oficiales, más de un millón de puestos de trabajo formales y se espera que la tendencia continúe los próximos meses.

Se calcula que la economía mexicana estaría sufriendo un retroceso de su Producto Interno Bruto (PIB) de entre el 6 y el 7 por ciento, una caída histórica que afecta la producción y que agudizará problemas sociales que se viven en el país derivados de la enorme desigualdad que impera y de la pobreza que, antes de la pandemia, ya se acercaba al 50 por ciento de la población.

Una mayor oferta de mano de obra calculada hasta en 22 millones de plazas empujará los salarios de conjunto a la baja, afirmaron especialistas en la materia del Centro de Estudios para el Empleo Formal (CEEF), lo cual estaría significando una rebaja salarial de alrededor de un 20 por ciento.

Para Armando Leñero, presidente del CEEF, "Se va a seguir deteriorando el empleo formal, porque en los últimos tres meses llevamos un millón 30 mil empleos formales que se han perdido, así que los sueldos que se van a ofrecer van a ser mucho más bajos".

El aumento del desempleo es utilizado por la clase capitalista para reducir salarios y avanzar sobre conquistas y derechos laborales. Aprovechándose de la necesidad que tienen millones de obtener un ingreso para poder sobrevivir, pagar rentas y alimentos, ofrecen peores condiciones de empleo y generan miedo entre los trabajadores de que “si se quejan, hay muchas personas afuera para sustituirles”.

Los trabajadores que primero sufren la crisis son aquellos que son clasificados como “menos capacitados”, es decir, los que menos estudios o experiencia tienen. Trabajadores que muchas veces son eventuales y que no tienen la posibilidad de desarrollarse pues sobreviven con salario bajos y sin estabilidad. Este tipo de empleos son los que primero sufrirán también las rebajas salariales.

Ante esta realidad, hay quienes sostienen que habría que avanzar a garantizar un “salario solidario” que estuviera en parte subsidiado por el Estado, esto para evitar el desplome de los salarios, del consumo y por tanto la capacidad de reactivar un ciclo económico de crecimiento.

Este tipo de propuestas están pensadas también para lograr una contención social, pues mientras peores son las condiciones de empleo y más aumenta la pobreza, se vuelve más inestable el panorama político y social acumulándose el descontento y agudizándose problemas que tienen que ver con el aumento de la violencia.

La única forma de lograr defender los salarios y obtener condiciones de trabajo dignas, es con la organización de los trabajadores y la lucha para defender sus intereses. Los patrones quieren descargar la crisis sobre nuestras espaldas, no hay que permitirlo.

Ante una situación de crisis como la que atravesamos, es posible otra salida que no sea que los trabajadores vivan peor, por ejemplo se pueden repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados sin rebajas salariales, no es posible que mientras aumenta el desempleo, haya quienes trabajan 10 o 12 horas al día. Al mismo tiempo los salarios tienen que alcanzar para cubrir minimamente la canasta familiar y deben aumentar según aumenta la inflación.

Hay recursos, pero hace falta afectar los intereses de los grandes bancos y de las grandes empresas que explotan nuestros recursos y nuestra mano de obra para obtener jugosas ganancias. Si los trabajadores se unen pueden defender sus derechos.





Temas relacionados

Covid-19   /    Salarios   /    Desempleo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias