EDUCACIÓN PRIVADA

Escuelas privadas anuncian vuelta a clases contra toda recomendación sanitaria

Tiempo estimado 4:18 min


Desde hace algunas semanas Alfredo Villar presidente de la Asociación Nacional de Escuelas Particulares, advirtió sobre la intención de volver a clases presenciales este mes. El lunes pasado el funcionario anunció en conferencia de prensa que la medida entrará en vigor el lunes 1 de marzo.

Martes 23 de febrero | Edición del día

Al día de hoy 21 estados se encuentran en semáforo naranja y dos estados en semáforo rojo. A pesar de esto, diversas instituciones han comenzado a discutir insistentemente sobre la posibilidad de regresar a clases en los siguientes días.

La medida ha despertado múltiples cuestionamientos por parte de la población, debido a que a pesar de haberse levantado el semáforo rojo en diversos estados, los contagios continúan y la falta de acceso a un sistema de salud de calidad que garantice atención médica para toda la población de manera gratuita, sigue exponiendo la vida de millones de trabajadores y de sus familias.

También puedes leer:Escuelas privadas amenazan con regresar a las aulas en febrero

En este contexto el vocero de las Asociación Nacional de Escuelas Particulares de la República Mexicana (ANFE- ANEP) Alfredo Villar anunció este lunes en conferencia de prensa que sus actividades se reanudarán el próximo lunes 1° de marzo en todo el país, esto sin importar el color del semáforo del Estado.

De acuerdo a Alfredo Villar “el Estado ha estado violando los derechos de la sociedad, sobre todo en materia educativa. No se dan cuenta que violan el derecho a la salud, hay trastornos emocionales, mentales, de obesidad y de todo tipo, en estudiantes”.

Bajo este argumento el representante de la asociación busca justificar esta medida unilateral y arbitraria, cuya verdadera justificación es la de intentar frenar las pérdidas que la crisis sanitaria ha significado para las escuelas privadas.

Se calcula que durante el último año y debido a la pandemia del COVID- 19, 20 mil escuelas privadas han cerrado en todo el país, esto tras perder 4 de cada 10 estudiantes. La deserción total se estima en 2 millones de estudiantes.

Con el anunció del regreso a clases en estas escuelas se calcula que un 65% de los alumnos reactiven actividades en escuelas privadas de todos los niveles educativos.

Villar también declaró cínicamente que “se tomarán todas las precauciones de sanidad, tanto en las casas, como en las escuelas”, esto de la mano de todos los protocolos de sanitización de las Secretarías de Salud y Educación.

De esta manera Villar y la asociación a la que representa pretenden soslayar que incluso las recomendaciones y medidas por parte de la Secretaría de Salud y Educación se han quedado cortas ante las necesidades de los alumnos y los trabajadores de la educación.

En primer lugar, ninguna niña, niño o joven de ninguna edad debería pagar por tener acceso a la educación, mucho menos en medio de la crisis sanitaria que vivimos.

Además, esta medida, que sólo busca salvaguardar las ganancias de los dueños de estas escuelas privadas, pasa por alto el riesgo para los trabajadores de la educación que serán obligados a volver a sus puestos de trabajo, arriesgando su vida y las de sus familias, bajo amenaza de perder su fuente de empleo.

Te puede interesar: Maestras de privadas alzamos la voz contra la precarización en nuestras vidas

Esto sin contar los riesgos para la salud que esta medida significará para las familias de los estudiantes y para ellos mismos.

Sin que nada de esto importe y como parte del perpetuo intento de las autoridades mexicanas por imponer una "nueva normalidad", en la conferencia vespertina de este martes, Ruy López Rosaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, declaró que no habrá sanciones para las escuelas que reanuden sus actividades.

Todo apunta que se dé una situación similar a cuando el gobierno de la 4T declaró hace meses como actividades esenciales la minería, la industria maquiladora y la construcción, aunque no lo son -salvo que se trata de la producción de infraestructura hospitalaria o de insumos médicos- únicamente para salvaguardar las ganancias de decenas de trasnacionales y del empresariado local. El gobierno de AMLO hasta ahora decide ponerse del lado de quienes lucran con el derecho a la educación.

La única manera de responder a esta medida es que trabajadores de la educación del sector educativo privado y público cierren filas para que toda escuela que despida, reduzca salarios o cierre sea incorporada al sistema de salud educativo público, con plenos derechos para sus trabajadores.

Leer también: ¿Qué propone para la educación el Frente de Izquierda Anticapitalista?





Temas relacionados

Derecho a la educación   /    Educación   /    Covid-19   /    Educación elitista   /    Educación   /    Mundo de [email protected] [email protected]

Comentarios

DEJAR COMENTARIO